La innovación y gestión de ciclo de vida de producto

La innovación y gestión de ciclo de vida de producto

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

En un mercado que requiere innovación y diferenciación como requisitos imprescindibles y donde aumentan las distancias entre los centros de producción y de consumo, la Gestión del Ciclo de Vida de Producto (PLM, Product Life Management) tiene un papel muy importante porque ayuda a las empresas a gestionar eficazmente todo el ciclo de vida del producto.

 

Poder controlar el producto desde su fase inicial de creación hasta la llegada al mercado y prever la posibilidad de la demanda, así como decidir en el momento adecuado la retirada del producto tiene una importancia vital, sobre todo en sectores marcados fuertemente por la temporalidad.

 

Si en el pasado las empresas tenían como objetivo reducir los costes y aumentar la eficiencia productiva, ahora la atención se centra también en el producto, entendido como un elemento de innovación y caracterización.

 

Elegir cómo diferenciarse a través de la innovación, cómo reducir los tiempos de definición del producto, cómo producirlo y cuales son los partners con los que trabajar, son todas decisiones estratégicas. Mejorando la gestión de la información, la colaboración con los partners y la coordinación de las actividades, el PLM facilita la gestión de un mayor número de opciones en el proceso de innovación y al mismo tiempo permite acelerar los tiempos de desarrollo de los nuevos productos, con grandes beneficios en términos de time-to-market.

 

La gestión de la vida de producto parece ideal para los sectores de moda, textil, peletería, calzado o complementos, todos ellos «condenados» de cierta manera a la caducidad y sujetos a una demanda a menudo difícil de prever.

 

Junto a las características intrínsecas, cabe destacar las actuales vertientes económicas que han planteado una necesidad global de una solución para gestionar el ciclo de vida de producto. La globalización económica en términos de mercado y producción, el incremento de la competencia y la proliferación de productos de un ciclo de vida corto han puesto de relieve la urgencia de determinar y mejorar los pasos de creación, producción, distribución y reposición de producto. 

 

Las soluciones PLM  pueden ser claves para reducir el time-to-market y los gastos relacionados a la fase de proyecto y al lanzamiento de los nuevos productos, o lo que es lo mismo, para crear ventajas competitivas para la empresa. Esto es aún más cierto en la medida en que las soluciones están integradas con los procesos de supply chain (Gestión de la Cadena de Suministro), permitiendo optimizar todos los eslabones de la cadena de producción, empezando por el diseño del producto.

 

Cabe destacar que por su particularidad la industria de la moda no contempla los productos que crea como entidades separadas, creando siempre líneas de producto, familias, colecciones... Este hecho dota al sector de la moda y textil de una complejidad importante, puesto que en cuanto mayor número de productos y líneas, mayor número de consumidores y variedad de mercados.

 

A mayor complejidad de mercado existe una mayor dificultad de una gestión y previsión adecuadas. Planificar, desarrollar, crear y vender son las cuatro fases que han de estar en perfecta consonancia con las necesidades reales en el mercado.

 

De esta forma la solución PLM cubre todo el tipo de niveles de planificación desde los presupuestos estratégicos, planificación táctica y operacional del producto, fase de la ejecución hasta llegar a la fase transaccional, de carácter logístico.

 

Fases del time-to-market

 

-Presupuestación y planificación del surtido de productos: incluida la representación visual en 3D de los planos generados.

 

-Gestión de la ficha técnica del producto (PDM): cubre todas las fases de creación del producto (diseño, muestrario, creación de prototipos), hasta la validación final del modelo. En concreto, soporta la gestión de la ficha técnica del producto y los muestrarios con información relativa a la descripción técnica, lista de materiales, rutas de fabricación, variantes costes e imágenes.

 

-Colaboración y visibilidad sobre las actividades de los proveedores y subcontratistas: permitiendo involucrar a los partners en las fases de desarrollo de producto, tarificación facilitando la interacción de forma inmediata con los diferentes partners incluso vía web.

 

-Gestión del workflow: permite la sincronización y el seguimiento de todas las fases de desarrollo de la colección desde el diseño. Trabajando por excepciones es posible detectar de forma rápida posibles cuellos de botella y reaccionar rápidamente reduciendo el time-to-market. Es una excelente herramienta para entender los cambios de la demanda y diagnosticar posibles fallos de producción.

 

Los beneficios son tangibles

Como avalan numerosos casos de éxito, las soluciones PLM aportan beneficios tangibles. Reducción de tiempo de diseño y desarrollo de producto, la mejora de calidad y uso de la información, mayor coordinación entre las funciones internas, los proveedores y los subcontratistas, mayor implicación de los partners en las actividades de diseño conjunto, reducción de los costes y mayor eficacia en la gestión de los recursos, así como la reducción de los tiempos de planificación y mayor rapidez en la toma de las decisiones son las oportunidades que crea la implementación de una solución PLM.

 

La primera ventaja reside en la reducción del tiempo de diseño y desarrollo de producto, factor que indudablemente tiene una importancia vital en un sector marcado por la innovación. La reducción de ambos tiempos están directamente relacionados con una mejora de gestión de recursos e información.

 

Asimismo, entre los beneficios que proporciona la solución PLM está la mejora de calidad y uso de la información. Por otro lado, las empresas ganan mayor coordinación entre las funciones internas, los proveedores y los subcontratistas, lo que se traduce en términos de mejora de la eficiencia de partes esenciales de la cadena de suministro. Junto al incremento de la coordinación, cabe destacar igualmente una mayor implicación de los partner en las actividades de diseño conjunto.

 

Otro de los beneficios de la gestión del ciclo de vida de producto se traduce en una reducción de los costes y mejor utilización de los recursos. Se trata de una ventaja tangible y de gran valor para las empresas que a menudo señalan la adecuada gestión de los recursos e información existentes como uno de los mayores handicap.

 

En estrecha conexión con esta ventaja, PLM proporciona mayor visibilidad y control sobre el proceso. Por último también se reducen los tiempos de planificación y las decisiones pueden ser tomadas con mayor rapidez y flexibilidad.

 

Por Natalia Fernández, Sales Director de TXT e-solutions


Zona de comentarios

<
comments powered by Disqus 0 comentarios

Si quieres opinar, tienes que estar registrado.

¡Regístrate!Disfruta de todas las ventajas de pertenecer al Club PCA

Y, si ya eres socio, identifícate

Síguenos en...


Publicidad