Instagram venderá los contenidos de los usuarios sin aviso

Instagram logo

Un cambio en los términos del servicio de Instagram ha puesto en pie de guerra a la comunidad de usuarios de esta red social de fotografías que fue adquirida por Facebook el pasado mes de abril por 1.000 millones de euros.

Los usuarios de Instagram se han visto sorprendidos por el anuncio de un cambio en las condiciones del servicio de fotografías con características de red social. Anunciado escuetamente en su blog sin detallar el alcance de las novedades, el nuevo texto muestra la huella de su nuevo propietario, Facebook.

El objetivo de monetizar lo antes posible el servicio ha llevado a Instagram a introducir algunos epígrafes realmente llamativos entre las condiciones del servicio. En un apartado denominado Derechos, después de dejar claro que no reclama en absoluto la propiedad de los contenidos subidos por sus usuarios, advierte que parte o todo el servicio puede ser soportado por ingresos publicitarios procedentes de compañías que paguen por hacer uso de los datos de los usuarios.

Instagram

Entre los contenidos por los que pueden pagar los anunciantes se encuentran los nombres de los usuarios, sus gustos y actividades respecto a las fotografías (cuáles les gustan, qué comentarios incluyen) y las propias fotografías con sus correspondientes metadatos (como la fecha en que se tomaron y el lugar, si se ha incluido). Esto significa que un anunciante puede pagar a Instagram para usar el nombre, fotos e interacciones de los usuarios en acciones publicitarias sin ninguna compensación para ellos ni siquiera la obligación de avisarles de este hecho. Además, el usuario acepta que Instagram no identifique claramente los servicios pagados o patrocinados, ni las comunicaciones comerciales.

Instagram

Si el usuario tiene menos de 18 años, al aceptar los términos de uso está afirmando que uno de sus progenitores o tutores legales está de acuerdo con ellos. Además, el usuario que acepta estos términos afirma que todo el contenido que suba a Instagram es de su propiedad o tiene los derechos para usarlo. En caso de que no fuera así, cualquier responsabilidad recaería sobre él. Esto implica que si un usuario sube un contenido que puede compartir pero no comercializar e Instagram lo vende, las posibles acciones legales de su propietario recaerían sobre el usuario y no sobre la compañía.

Tras conocerse este cambio en la política comercial de Instagram han sido cientos los usuarios que han puesto de manifiesto en las redes sociales su intención de darse de baja de esta red. De no hacerlo antes del 16 de enero, fecha en la que entran en vigor los cambios del servicio, estarían aceptándolos en su totalidad.


Zona de comentarios

<
comments powered by Disqus 0 comentarios

Si quieres opinar, tienes que estar registrado.

¡Regístrate!Disfruta de todas las ventajas de pertenecer al Club PCA

Y, si ya eres socio, identifícate