Aspectos básicos de Mozilla Firefox 1.5

Aspectos básicos de Mozilla Firefox 1.5

Paso 1

Descárgatelo

Mozilla Firefox es uno de los mejores navegadores del mercado y es gratuito. Gracias a la filosofía de desarrollo Open Source, es posible hacer un producto rápido y con menos bugs que los programas comerciales desarrollados de forma tradicional. Con una cuota de cerca del 15% en el segmento de navegadores, es el principal competidor del omnipresente Internet Explorer.

Al margen de su fama de aplicación segura, Firefox incluye un bloqueador de ventanas emergentes, navegación con pestañas, marcadores, soporte para estándares abiertos, una interfaz personalizable y un potente mecanismo de extensión para añadir funcionalidades. Todas estas opciones y otras más han hecho que se convierta en una seria alternativa para versiones estándares de navegadores que vienen integrados de serie con Microsoft Windows (Internet Explorer) y Mac OS X (Apple Safari).

Hemos elegido para trabajar la versión 1.5 del navegador que nos ocupa, ya que la 2.0 se encuentra todavía en desarrollo. Esta edición incorporará un nuevo instalador, renovadas características anti-phishing, reapertura de pestañas cerradas, restauración automática, imagen e iconos remozados, comprobador de ortografía, ampliación de extensiones, implementación de SVG y un soporte mejorado para la pre-visualización de contenido RSS y Atom.

Obviamente, lo primero que tenemos que hacer es descargar Firefox desde su web. Aquí, encontraremos siempre la última versión disponible en español. Lo más normal es que haya siempre varias ediciones, alguna de las cuales serán estables y otras serán beta o estarán en desarrollo, por lo que siempre es recomendable bajarse la última estable. Veremos que las versiones más populares son las de Windows, Mac OS X, Linux y Solaris. En el caso de la primera, los requisitos mínimos del sistema son Windows 98, Pentium 233 MHz, 64 Mbytes RAM y 52 Mbytes de espacio libre en disco.

Paso 2

Instalación e importación

Una ver ejecutado el instalador que nos hemos descargado, nos preguntará si queremos emplazarlo de forma estándar o personalizada. La única diferencia entre ambas es que, en la segunda, podemos elegir el directorio de instalación. Al final del proceso, nos ofrecerá la posibilidad de importar opciones, marcadores, historial, contraseñas y otros datos de otros navegadores, como Internet Explorer u Opera. Esto también es posible llevarlo a cabo a posteriori desde el menú Archivo/Importar. Por supuesto, no será necesario importar todo, ya que podremos seleccionar cada apartado de forma independiente. La ventaja de esta opción es que empezaremos a trabajar con esta nueva versión con la configuración del navegador que hemos estado usando hasta ese momento.

Paso 3

Pestañas (I)

Esta es una de las mejores funciones de Firefox y ha sido copiada hasta la saciedad por su competencia. Lo más normal es que mientras navegamos tengamos varias ventanas abiertas: el correo, un periódico, nuestro blog, un diccionario, un sitio de compras on-line, etcétera. Esto supone no sólo un consumo de recursos innecesario, sino también un problema a la hora de organizar nuestra navegación.
En Firefox, si pulsamos Ctrl+T, nos aparecerá otra ventana dentro del mismo navegador. Este proceso lo podremos repetir tantas veces como queramos, teniendo multitud de páginas abiertas, pero con la ventaja de que están todas dentro de la misma. La forma de saber qué tenemos activo será acudir a la barra situada en la parte superior, que muestra una pestaña por página abierta. Para alternar entre unas y otras, pulsaremos la combinación Ctrl+Tab, que nos llevara hacia adelante y Ctrl-Shift-Tab, lo mismo pero hacia atrás.

Paso 4

Pestañas (II)

Si queremos que nuestro navegador abra múltiples sitios cuando lo arrancamos, sólo tenemos que acudir a Herramientas/Opciones/General y seleccionar Usar páginas actuales con nuestra selección de ventanas abiertas. Otra posibilidad consiste en dirigirnos a Usar marcador… y Usar una página en blanco. Por supuesto, también podemos introducir cualquier web de forma manual en el cuadro de texto, separando cada una por el símbolo |. De esta forma, será muy cómodo ver cómo se abren todas nuestras páginas imprescindibles cuando arrancamos Firefox (correo, blog, noticias, Flick, etc.).

Hay más formas de trabajar con las pestañas. Si hacemos clic con el botón derecho del ratón en cualquiera de las que tengamos activas, veremos un menú con opciones para abrir otra más, recargar (Ctrl+R), cerrar (Ctrl+W) y añadir a marcadores. Por último, con las versiones más recientes de Firefox, también es posible reorganizar las pestañas que tengamos abiertas. Si hacemos clic en cualquiera de ellas, mantenemos pulsado y arrastramos, veremos como nos las llevamos a otra ubicación.

Paso 5

Funciones básicas

Con una aplicación tan flexible como Mozilla Firefox, es importante saber cómo manejarnos tanto con el ratón como con el teclado. La mayoría preferimos el primero y su poderoso botón derecho, con el que, si hacemos clic en determinadas áreas del navegador, tendremos acceso a opciones como: anterior, siguiente, recargar, parar, añadir a marcadores, guardar, enviar, ver imagen de fondo, seleccionar todo, ver código fuente o información de la página.

Sin embargo, muchos otros somos fans incondicionales del teclado, sobre todo para tareas repetitivas que se pueden realizar de forma más rápida. Algunos atajos cruciales son: Ctrl+N (abre un nuevo navegador), Ctrl+T (abre una nueva pestaña), Ctrl+O (abre un fichero), Ctrl+W (cierra una pestaña), Ctrl+Shift+W (cierra la ventana) y Ctrl+R (refresca). No es necesario memorizarlos, ya que se encuentran bajo los menús de Archivo, Editar, Ver y Herramientas.

Paso 6

Pop-ups

Las famosas ventanitas emergentes pueden ser muy molestas si no tomamos precauciones. Si vamos a Herramientas/Opciones/Contenido, veremos una opción para bloquear pop-ups que estará activada por defecto siempre que instalemos Firefox. Justo a la derecha, tenemos un botón que reza Sitios permitidos, que nos va a dejar especificar webs «seguras». De esta forma, en cuanto visitemos una página con molestas ventanas no deseadas, Firefox las bloqueará y, en la parte superior, nos informará de este hecho y nos dará opción de cambiar este comportamiento en el futuro. Así, podremos activar los pop-ups de los sitios que queramos. Las opciones disponibles en Firefox 1.5 consisten en: permitir ventanas emergentes de esta página, editar las opciones de bloqueo, no mostrar de nuevo el mensaje de información al bloquear un pop-up o bien mostrar puntualmente la ventana bloqueada.

Es importante recordar que algunos de estos elementos que parecen provenir de la nada y que no tienen relación con la página que estamos visitando, son fruto de una navegación insegura con otros navegadores. La forma de eliminarlos es a través de aplicaciones tipo anti-spyware como Ad-Aware o Windows Defender.

Paso 7

Historial

El atajo de teclado para lanzar la ventana de historial es Ctrl+H. Automáticamente se situará en la parte izquierda de la ventana principal y veremos que se trata de un histórico de todas las webs que hemos visitado, ordenado en forma de árbol cronológico. Se trata de la forma ideal de localizar una web que visitamos, pero de la que no recordamos el nombre. Una posibilidad muy atractiva que nos brinda el historial es la búsqueda, que nos permitirá localizar cualquier palabra clave en las páginas que hayamos visitado, generándose como resultado un listado con las páginas que contengan la búsqueda.
Por otro lado, a la derecha del cuadro de búsqueda, vemos un desplegable llamado Ver con el que ordenaremos los resultados por fecha y sitio, por sitio, por fecha, por mayor número de visitas y por la última visita que hayamos realizado.


Zona de comentarios

<
comments powered by Disqus
0 comentarios

Si quieres opinar, tienes que estar registrado.

¡Regístrate!Disfruta de todas las ventajas de pertenecer al Club PCA

Y, si ya eres socio, identifícate

Síguenos en...


Publicidad