Paso a paso

Aprovecha las bondades de la tecnología PLC

Tecnología PLC Apertura

La tecnología PLC (Power Line Communications) ha experimentado un desarrollo muy notable durante los tres últimos años. En este escaso período, la inmunidad frente al ruido presente en las líneas eléctricas y el rendimiento de los enlaces se han incrementado drásticamente, lo que permite la utilización de los adaptadores Powerline actuales, incluso, para transferir contenidos multimedia en alta definición y 3D.

Pero esto no es todo. Además, los fabricantes más comprometidos con esta tecnología han puesto a punto una amplia variedad de adaptadores, lo que la hace atractiva para un espectro mayor de usuarios. Esta innovación puede reemplazar las conexiones Ethernet y WiFi en algunos escenarios, pero resulta más interesante como complemento de ambas que como sustituta.

De hecho, lo que os proponemos en este práctico es que empleéis adaptadores PLC para ampliar la cobertura de vuestra red WiFi y, de esta forma, facilitar la conexión de aquellos dispositivos que están ubicados en zonas de vuestra casa a las que la señal inalámbrica llega muy debilitada o, sencillamente, no llega. Y es que el principal atractivo de esta tecnología reside en la posibilidad de utilizar la infraestructura eléctrica de cualquier domicilio como medio de transporte de los paquetes de datos que circulan a través de cualquier red doméstica.

Fabricantes de adaptadores PLC-WiFi

Comienza planificando tu infraestructura

Paso 1. Determina tus necesidades

Lo primero que debemos hacer una vez que hemos decidido recurrir a la tecnología PLC para extender nuestra red doméstica es identificar el tipo de datos que vamos a transportar. El precio de los adaptadores PLC varía sensiblemente en función de su velocidad de transferencia, por lo que lo ideal es optar por aquellos dispositivos capaces de satisfacer nuestras necesidades y no obligatoriamente por los más rápidos.

Los fabricantes más comprometidos con esta tecnología suelen poner a disposición de sus clientes soluciones preparadas para transferir los datos a unas velocidades de 14, 85, 200 y 500 Mbps. Los adaptadores que trabajan a 14 Mbps están siendo descatalogados porque su rendimiento es demasiado comedido para resolver la mayor parte de los escenarios, pero los de 85 Mbps representan una buena elección para interconectar dispositivos entre los que no necesitamos desplazar grandes volúmenes de datos en un tiempo mínimo. Si queremos utilizarlos para navegar por Internet y acceder a nuestro correo electrónico, por ejemplo, estos receptores Powerline satisfarán nuestras necesidades y deberemos afrontar un desembolso comedido.

Tecnología PLC Apertura 1

Sin embargo, si vamos a desplazar grandes volúmenes de datos o necesitamos reproducir contenidos multimedia vía streaming, lo ideal es optar por adaptadores a 200 Mbps. Los más rápidos que podemos encontrar en el mercado alcanzan velocidades de hasta 500 Mbps y son perfectos para transferir vídeo en alta definición, jugar on-line y reproducir contenidos en 3D.

No obstante, como es lógico, su precio es el más elevado, por lo que solo os aconsejamos recurrir a ellos si estáis convencidos de que vais a sacarles el máximo partido. De lo contrario, apostando por los dispositivos a 200 Mbps ahorraréis dinero y resolveréis vuestras necesidades satisfactoriamente.

Paso 2. Los adaptadores más adecuados

Una vez que hemos determinado qué velocidad de transferencia de datos deben ofrecernos nuestros dispositivos Powerline tenemos que identificar cuál será la interfaz de conexión que emplearemos. Existen adaptadores que cuentan con uno o varios puertos Ethernet, otros que incorporan un punto de acceso inalámbrico que se comporta de una forma muy similar a un repetidor WiFi e, incluso, algunos que contemplan ambas opciones simultáneamente.

Los dos últimos tipos han sido diseñados para transportar los paquetes de datos a través de nuestra red eléctrica y servírselos a los dispositivos a través de una red inalámbrica convencional, por lo que no es necesario utilizar ningún cable. Eso sí, os aconsejamos que os cercioréis de que la red WiFi recreada por el dispositivo dLAN es compatible con el estándar 802.11n. De esta forma, podréis conectar sin problemas cualquier equipo de última generación dotado de esta interfaz.

Tecnología PLC Apertura 2

Los adaptadores equipados únicamente con puertos Ethernet resultan interesantes para conectar equipos fijos que no vamos a cambiar de ubicación, como PCs de sobremesa, impresoras de red o reproductores de Blu-ray Disc de última generación. Algunos modelos implmentan en su interior un conmutador Ethernet (switch), por lo que permiten la interconexión simultánea de varios dispositivos.

Sin embargo, si necesitamos enlazar ordenadores portátiles, tabletas o smartphones, por ejemplo, lo ideal es optar por un adaptador Powerline dotado de un punto de acceso WiFi 802.11n que nos permita prescindir de los siempre engorrosos cables. Un último apunte: estos últimos suelen ser sensiblemente más caros que los que únicamente incorporan salidas Ethernet.


Zona de comentarios

<
comments powered by Disqus
2 comentarios

  1. Avatar

    Cuidado con los PLC, me compre unos hace tres meses mas o menos y funcionan muy bien hasta que se corta, cosa que sucede una media de 1 o 2 veces al día, y me toca desenchufar uno de ellos, esperar unos segundos y volverlos a enchufar. Dicen que no se deben usar en regletas, claro, pero no se como se hace eso. En el lado del router, esta el router, la tv, el dvd, el equipo de musica, la consola.... y en el lado del pc, el monitor, la cpu, la impresora, los altavoces.... vamos que imposible.

    jlsa61
    30/05/2013

    • votos: 0, karma: +10

  2. Avatar

    muy buen articulo

    manolo77
    25/06/2012

    • votos: 0, karma: +10

Si quieres opinar, tienes que estar registrado.

¡Regístrate!Disfruta de todas las ventajas de pertenecer al Club PCA

Y, si ya eres socio, identifícate