Paso a paso

Atrévete a reparar los elementos dañados de tu placa base

Placa base

Algunos de los fallos más habituales con que llega un PC al taller de reparación se localizan en la placa base. No obstante, no siempre hay que acudir a un especialista y muchos los podréis solventar vosotros mismos.

Nivel: Intermedio

Las placas base no han escapado al abaratamiento que han sufrido la mayor parte de los componentes de los ordenadores, debido al desarrollo tecnológico y al impulso de la fabricación masiva a bajo coste. Actualmente, podemos encontrar en el mercado decenas de placas por menos de 60 euros. Y eso es bueno, porque significa que incluso las personas con presupuestos modestos podrán acceder a un PC, al mismo tiempo que los entusiastas y los aficionados más exigentes también tendrán a su disposición placas base cuidadas hasta el más mínimo detalle y en cuya fabricación, en algunos casos, se han utilizado componentes de gran calidad avalados por certificaciones militares. Eso sí, algunas de ellas superan con holgura los 400 euros.

Teniendo presente esta disparidad de precios, es muy razonable preguntarse cuándo merece la pena arreglar una placa base. Nosotros creemos que si la reparación conlleva la sustitución de algún componente, como un condensador, solo merece la pena en aquellas de alta gama, por las que hemos afrontado un desembolso considerable. De lo contrario, nuestra inversión se iría al traste.

Un cambio puede llevar a otros

Hay otro escenario muy interesante en el que la reparación también cobra sentido. La placa base cohesiona todos los elementos del PC, por lo que un cambio de esta envergadura con frecuencia acarrea la sustitución de otros componentes. Ilustrar esta situación no es difícil. Imaginemos que tenemos un ordenador que tiene tres o cuatro años, y por el que en su momento pagamos 999 euros. Probablemente, seguirá siendo un equipo competente, capaz de ejecutar buena parte del software actual, aun cuando carezca de componentes de alta gama. Si, por ejemplo, se quemase un condensador de la placa base, podríamos sopesar la posibilidad de comprar una nueva y, así, reemplazar la dañada. El problema al que nos podríamos enfrentar es que la mayor parte de las placas base actuales utilizan memoria DDR3 y están preparadas para trabajar con microprocesadores de AMD o Intel relativamente recientes.

Placa base

En esta tesitura, es probable que, además de afrontar el desembolso que conlleva la compra de una nueva placa, nos veamos obligados a adquirir también módulos de memoria de última generación y un procesador más moderno. Puede que, incluso, se vea involucrado algún otro componente. La inversión sería elevada y, en cualquier caso, mucho más abultada que la exigida por la reparación de la placa, a menos que acudamos al mercado de segunda mano y encontremos a buen precio una placa base de características similares a la nuestra.

Lo realmente importante de este escenario es que debemos ser conscientes de que con un cambio de placa podemos vernos arrastrados a través de varios cambios consecutivos en cascada. Por esta razón, si tenéis algún problema con vuestra placa base, sopesad detenidamente todas las posibilidades. Como veréis a continuación, algunas reparaciones no son difíciles de acometer y nos pueden ahorrar mucho dinero.

Consejos para evitar posibles fallos

1. Campos electromagnéticos

La mayor parte de los componentes que están emplazados en una placa base son especialmente sensibles a la electricidad estática y los campos magnéticos. Ambos fenómenos son muy habituales hoy en día. De hecho, por ejemplo, basta que demos unos pasos descalzos arrastrando los pies por una alfombra o moqueta para que acumulemos en nuestro cuerpo carga estática.

Y si cabe, los campos magnéticos son aún más frecuentes. Obviamente, los cables de alimentación de nuestros electrodomésticos y equipos informáticos son conductores, y no siempre están bien aislados, por lo que en su ámbito de influencia suele generarse un pequeño campo magnético. También aparecen cerca de los altavoces, especialmente si son de alta gama, pues todos ellos utilizan potentes imanes (los mejores son los de neodimio) para transformar la energía eléctrica que reciben desde la sección de amplificación en la fuerza motriz que provoca el desplazamiento del diafragma. Esta transformación de energía, que es el cometido de cualquier transductor, es en última instancia la responsable de que, a partir de energía eléctrica, obtengamos energía acústica, y, por lo tanto, sonido.

Nuestra intención no es entrar en detalles farragosos, pero merece la pena saber que Michael Faraday, un químico y físico inglés que vivió durante la primera mitad del siglo XIX, se percató, grosso modo, de que las cajas metálicas colocadas dentro de la zona de influencia de un campo electromagnético se comportan como conductores en equilibrio electrostático. Esto significa que en el interior de la caja ese campo no tendrá efecto. Lo curioso es que la caja no tiene por qué tener paredes sólidas; también funciona con rejillas, lo que ha provocado que este efecto se conozca popularmente como Jaula de Faraday.

Jaula de Faraday

Los paneles metálicos del chasis de nuestro PC actúan como una auténtica Jaula de Faraday, protegiendo eficazmente los delicados componentes electrónicos que se aglutinan en su interior de los campos electromagnéticos y otras perturbaciones ambientales. En consecuencia, os aconsejamos que mantengáis cerrada la caja de vuestro ordenador. Todos conocemos entusiastas que cambian con frecuencia componentes de su equipo y prefieren mantener uno de los paneles retirados mientras lo utilizan, pero estas prácticas pueden poner en serios apuros la integridad de los componentes más sensibles.

Caja PC

2. Ojo con la carga estática

Como hemos mencionado en el paso anterior, nuestro propio cuerpo puede almacenar una cantidad considerable de carga estática que es posible eliminar al entrar en contacto con otro cuerpo. Este trasvase de electrones puede ser suficiente para dañar alguno de los delicados componentes de la placa, por lo que es importante que, antes de acceder al interior de nuestro PC para, por ejemplo, instalar una nueva tarjeta o unidad, nos deshagamos de toda esta carga estática que acumulamos en la superficie de nuestro cuerpo.

La forma más sencilla de llevarlo a cabo consiste en tocar durante unos segundos alguna superficie metálica de considerables dimensiones, como por ejemplo el chasis del PC. Abrid bien las manos y colocadlas directamente sobre la caja metálica durante unos segundos (deberían bastar no más de 10). Una vez que lo hayáis hecho, podréis manipular su interior con bastante seguridad. No obstante, si vais a tenerlo abierto durante un período de tiempo considerable, puede ser una buena idea que repitáis esta operación para evitar que vuestro cuerpo vuelva a acumular demasiada carga estática.

Carga estática

Una curiosidad: los operarios de las cadenas de ensamblaje de dispositivos electrónicos y los trabajadores de los servicios técnicos suelen utilizar una pulsera conectada a tierra que libera a su cuerpo de la carga estática que puede acumular. De esta forma, la probabilidad de que dañen por contacto los aparatos con los que trabajan se reduce considerablemente.


Zona de comentarios

<
comments powered by Disqus
11 comentarios

  1. Avatar

    Mi humilde opinión: En mi taller he recibido PC's con placa madre dañadas con capacitores electrolíticos hinchados y que en otros talleres han recurrido a la solución más fácil: "Cómptrate una placa nueva". Con un poco de paciencia y dedicación, muchas de estas placas se pueden arreglar y ayudar a su dueño a salvar un dinerito ya que son caras, por lo menos en mi país. Y la satisfacción de haber hecho un trabajo de calidad, nos llenaría de orgullo como técnicos.

    emiroviejo
    23/01/2014

    • votos: 0, karma: +10

  2. Avatar

    Otra forma de "descargarse" de electricidad estática muy fácilmente, es quitarse los zapatos y calcetines y pisar descalzo, (terrazo o gres, nunca si es parquet o moqueta), obviamente, antes de manipular cualquier elemento, hay que desconectarlo de la red eléctrica, y no sirve el interruptor, debe ser siempre del cable.

    chus formentera
    22/12/2013

    • votos: 0, karma: +10

  3. Avatar

    Y ¿merece la pena reparar la tarjeta gráfica integrada en la placa de un portátil? Probé calentándola con una pistola de calor y funcionó pero al mes volvió a pasar lo mismo, no se enciende. No quiero que por culpa de un componente tenga que tirar todo el portátil ,una forma sencilla de generar más residuos. ¿Merece la pena el reballing? gracias , un saludo.

    cherchos
    24/11/2013

    • votos: 0, karma: +10

  4. Avatar

    La falla mas frecuente que é observado en las placas es el deterioro de los capacitores "electrolíticos" suelen "hincharse" y pierden su condicion de tales, cuando esto sucede los diferentes circuitos comienzan a acoplar y por esto a producir "fallos" llegando a anular el normal funcionamiento del PC, son fáciles de ver, pero para reemplazarlos conviene practicar antes con una placa que este desechada, ya que es fácil cometer un estropicio si no se tiene practica, un cariño a todos Luis

    Ede
    18/04/2013

    • votos: 0, karma: +10

  5. Avatar

    En electrónica no existen condensadores, son capacitores, igual para las "bobinas que son inductores, las "resistencias" que son resistores, y así una gran cantidad de componentes que sufrieron un bautismo por parte del vulgo un cariño y no os enojeis...Luis

    Ede
    18/04/2013

    • votos: 0, karma: +10

  6. Avatar Avatar

    Hola Linux01: la placa de la imagen es una ASRock de gama alta, pero no podemos precisarte el modelo, ya que se utilzó con fines ilustrativos. ¡Gracias por tu interés!

    Arantxa Aguilera
    15/03/2013

    • votos: 0, karma: +10

  7. Avatar Avatar

    Hola Luisylore_1: Estás en lo cierto cuando afirmas que este procedimiento es muy delicado. No obstante, debes tener presente cuál es el punto de partida del artículo: reparar una placa base que ha dejado de funcionar debido a un condensador quemado. En estas condiciones merece la pena intentar repararla porque, aunque la soldadura no quedase bien, no tendríamos nada que perder. Aun así, te aseguramos que el procedimiento es posible porque nosotros lo hemos conseguido, por supuesto, empleando el material adecuado y dejándolo en manos de un experto. Gracias por tu apunte. ¡Saludos!

    Arantxa Aguilera
    15/03/2013

    • votos: 0, karma: +10

  8. Avatar

    @Luisylore_1, se eso se trata de ir aprendiendo. Además en el artículo dice bien claro que si tienes experiencia soldado que lo intentes y si este no es tu caso que mejor consultes aun amigo que sepa y se maneje con el soldador de 35 W o 10 W o que más convenga para cada caso.

    andreso
    01/03/2013

    • votos: 0, karma: +10

  9. Avatar

    Si una placa está mal, intentar repararla merece la pena, en el peor de los casos no se recupera pero algo se aprende, me imagino que la persona que lo intenta ya ha soldado en alguna ocasión y si no lo ha hecho nunca le puede asesorar algún amigo o simplemente hacer algunas consultas a sangoogle, En cuanto al soldador vale uno de 10 W. Saludos

    Pcawefit
    28/02/2013

    • votos: 1, karma: +15

  10. Avatar

    yo quiero que alguien me diga que modelo es la placa que tienen de portada al inicio me encantaria comprar una de esa placa,,,,,,,

    linux01
    26/02/2013

    • votos: 1, karma: +15

Si quieres opinar, tienes que estar registrado.

¡Regístrate!Disfruta de todas las ventajas de pertenecer al Club PCA

Y, si ya eres socio, identifícate