Inicia sesión


Paso a paso

Haz un vídeo con tus fotos favoritas

Apertura vídeo

¿Cansado de no hacer nada con esas colecciones de fotografías que almacenas en el disco duro? Te proponemos otra forma de darles salida montando un vídeo con ellas gracias a una herramienta gratuita de Microsoft.

Nivel: Básico

Aunque Microsoft Windows Live Movie Maker no se puede considerar una potente herramienta para la edición de imagen y vídeo, al menos es una digna alternativa a algunas soluciones comerciales. Hay que recordar que se trata de una aplicación gratuita, disponible en las distintas versiones de Windows, aunque también puede descargarse de forma individual del paquete Windows Live Essentials.

La última actualización de Windows Live Movie Maker no ha supuesto grandes cambios con respecto a la original, aunque es cierto que su interfaz se basa en la cinta o ribbon, criticada y defendida por los usuarios en tantas ocasiones. En cualquier caso, tal y como suele ocurrir en todas las aplicaciones de edición de vídeo comercial, Windows Live Movie Maker es capaz de tratar las fotografías como si fueran secuencias de vídeo, lo que nos viene al pelo para sacar el máximo partido a nuestras instantáneas.

Para simular movimiento, podremos hacer uso de los múltiples efectos que ofrece la aplicación, muchos de ellos precisamente indicados para estos procesos. Por si fuera poco, es posible mezclar distintos efectos, tal y como veremos a continuación. También incorporaremos transiciones entre una imagen y otra para mejorar las composiciones, además de añadir música de fondo o voz en off, en caso de disponer de un micrófono. Por último, trataremos los títulos y créditos para dar un toque algo más profesional a la secuencia conseguida.

En el lado de la exportación de vídeo, siempre podremos almacenarlo en el disco duro del ordenador en alta definición, además de enviarlo por correo electrónico y compartirlo en redes sociales o el servicio de almacenamiento SkyDrive de Microsoft.

1. ¿Dónde está la línea de tiempo?

El primer detalle que salta a la vista tras abrir Windows Live Movie Maker es su interfaz, basada en ribbon, nada que ver con lo que estábamos acostumbrados en versiones anteriores. Además, la tradicional línea de tiempo en la parte inferior del espacio de trabajo ha desaparecido y se reemplaza con una particular versión en la zona derecha, algo más básica que en ocasiones anteriores.

Windows Live Movie Maker

Por ejemplo, no podremos ajustar el tiempo de reproducción de cada elemento de forma visual, sino que tendremos que hacerlo desde la pestaña Editar para indicar los segundos deseados. Desde este espacio, podremos cargar nuestras fotografías, apareciendo miniaturas de ellas, mientras que su tamaño se podrá aumentar o disminuir desde la pestaña Ver. Finalmente, desde la pestaña Principal, iremos confeccionando el vídeo con los elementos que detallamos a continuación.

2. Un poco de música

Aunque este proceso no tiene por qué ser el primero, comenzaremos añadiendo una pieza musical desde el apartado Agregar Música de la pestaña Principal. En este caso, podremos introducirla desde el comienzo o bien a partir de la fotografía donde nos encontremos. Un detalle muy interesante es que, en el momento de incorporar una pieza musical, aparecerá una cinta verde sobre las imágenes en la que podremos hacer doble clic para personalizar su reproducción: Fundido de entrada y salida, Establecer punto inicial y final…, ideal para ir añadiendo distintas canciones posteriormente mediante la opción Agregar música en el punto actual.

Windows Live Movie Maker

3. ¡Acción!

Desde la pestaña Animaciones aparecen dos secciones bien diferenciadas: por un lado, las transiciones, mientras que en la parte derecha se muestran las opciones de desplazamiento y zoom sobre la imagen. Vayamos por partes. Las transiciones posibilitan fusionar una y otra imagen con distintos efectos de entrada y salida, mientras que el desplazamiento nos permitirá dotar de movimiento a cada fotografía, como si de una secuencia de vídeo se tratara. Por defecto, estas características se aplican a las instantáneas que tengamos seleccionadas en ese momento, pero en ambos casos podremos aplicarlas a todos los elementos.

Windows Live Movie Maker

Un detalle importante es que no será necesario aplicar cada una de ellas para ver el resultado. Simplemente dejaremos el ratón encima de cada opción para previsualizarla de forma automática. Para contemplar todo el efecto, podremos pulsar sobre la barra espaciadora o sobre el botón de Reproducir. Si no disponemos de demasiado tiempo para el proceso de edición siempre podremos echar mano de la varita mágica, una opción que ajustará la panorámica y el zoom de forma automática en función de cada fotografía, con resultados aparentes.

Por último, para reconocer si a una fotografía ya se le ha asignado una transición o un desplazamiento, aparecerá en cada miniatura unas marcas como las que se muestran en la ilustración.


Zona de comentarios

comments powered by Disqus
0 comentarios

Si quieres opinar, tienes que estar registrado.

¡Regístrate!Disfruta de todas las ventajas de pertenecer al Club PCA

Y, si ya eres socio, identifícate