Un disco duro interno como USB

Un disco duro interno como USB

Si dispones de un disco duro interno que no estés usando, tienes la posibilidad de convertirlo fácilmente en disco duro externo mediante interfaz USB.

Tan sólo necesitas una caja externa o carcasa que disponga de una controladora capaz de convertir la interfaz IDE o SATA a USB. Estas cajas se comercializan por unos precios que suelen ser bastante más económicos que los propios discos duros USB, por lo que podrás reutilizar este tipo de hardware. Una de las compañías especializadas en esta clase de soluciones es Enermax (www.enermax.es). Estas cajas suelen incorporar dos conectores externos USB, uno de ellos para la alimentación del disco duro, que suele ser de 12 voltios, los mismos que se utilizan en el USB 2.0.

El otro conector hará las veces de transmisor de los datos, que suele llegar a unas transferencias teóricas de 480 Mbps. Existen modelos tanto para unidades de 2,5 y 3,5 pulgadas, por lo que, si dispones de uno disco duro de un portátil antiguo, también podrás convertirlo en externo. Lógicamente, otra posibilidad es adquirir un disco duro interno y una de estas carcasas por separado y proceder al montaje, lo que probablemente siga siendo ligeramente más económico que la adquisición de una solución externa.


Zona de comentarios

<
comments powered by Disqus 0 comentarios

Si quieres opinar, tienes que estar registrado.

¡Regístrate!Disfruta de todas las ventajas de pertenecer al Club PCA

Y, si ya eres socio, identifícate

Síguenos en...


Publicidad