IFA GPC 2013: El mercado puede crecer un 4% en 2013

IFA constituye el marco idóneo para abordar qué deben hacer los principales actores de este sector para que la tendencia destructiva que estamos experimentando durante 2013 cambie su signo

30 abril 2013

La crisis económica está infligiendo un duro castigo al mercado de la electrónica de consumo. De eso no cabe la menor duda. Durante 2012 experimentó una contracción valorada en nada menos que 10.000 millones de euros, lo que ha colocado a muchas compañías de este sector en una situación muy comprometida.

Este escenario tan poco halagüeño ha sido el auténtico protagonista de la conferencia defendida por los responsables de IFA durante la presentación de la edición de este año ante la prensa especializada, que se celebrará entre los días 6 y 11 de septiembre. Pero IFA es mucho más que un mero escaparate de productos y un marco capaz de vaticinar la evolución del mercado de la electrónica de consumo y los electrodomésticos. También constituye el escenario idóneo para abordar qué deben hacer los principales actores de este sector para que la tendencia destructiva que estamos experimentando durante 2013 cambie su signo.

Según los organizadores de IFA, el mercado de la electrónica de consumo puede crecer un 4% tanto en 2013 como en 2014, pero para que estas previsiones se cumplan deben darse tres requisitos esenciales: la crisis económica europea debe resolverse, China y la India tienen que continuar creciendo y no debe producirse ningún nuevo conflicto bélico. De darse estas condiciones podremos ser razonablemente optimistas, y, de nuevo, veremos como las categorías de producto más atractivas para los usuarios «tiran» del mercado.

El mayor segmento del mercado de la electrónica de consumo es actualmente el constituido por los televisores. Y es que, a pesar de las contingencias económicas, el número de televisores en los hogares se sigue incrementando notablemente. A los usuarios nos cuesta mucho prescindir de estos dispositivos, de hecho, una encuesta llevada a cabo por IFA revela que, ante una situación económica desfavorable, el 15,3% de los encuestados optaría por reducir las comidas fuera de casa, mientras que el 15,2% preferiría prescindir de las vacaciones, un 10,4% reduciría los gastos en eventos culturales (cine, conciertos, teatros, etc.) y un 7,4% pospondría la adquisición de un nuevo vehículo. Sin embargo, tan solo un 5,4% de los usuarios está dispuesto a sacrificar la compra de nuevos dispositivos de electrónica de consumo.

Noti IFA 2

La razonablemente buena salud que, a pesar de la recesión económica, tiene el mercado de los televisores, se debe principalmente al gran desarrollo tecnológico que están experimentando durante la última década, al valor añadido con que los fabricantes están enriqueciendo sus productos (conexión a Internet, recocimiento de gestos, redes sociales, juegos, videoclubs on-line, etc.) y, cómo no, al importante descenso que están experimentando los precios. El coste por pulgada se ha reducido sensiblemente durante este periodo de tiempo, y todo parece indicar que esta tendencia tendrá continuidad en el futuro. De hecho, el precio medio de los televisores ha pasado de 789 euros en 2007 a 691 euros en 2009, 636 euros en 2011 y 593 en 2012.

Los fabricantes de televisores son conscientes de que preservar la fortaleza de este mercado exige defender una innovación constante, por lo que resulta esencial que se siga incrementando el tamaño medio de los dispositivos de visualización de comercialización masiva. Esta mejora debe ir de la mano de un aumento de la calidad de las imágenes que estas propuestas son capaces de restituir, lo que ha provocado que los principales actores de este mercado no solo estén presentando sus primeros dispositivos con resolución 4K (que cuadruplica el número de puntos de las pantallas Full HD), sino que también estén comenzando a trabajar en la puesta a punto de paneles 8K, e, incluso, 16x HD. No obstante, estas soluciones no serán realmente atractivas para los usuarios hasta que sean capaces de percibir su valor añadido, y, sobre todo, mientras no esté disponible un amplio abanico de contenidos codificado a estas resoluciones tan elevadas.

A pesar del relativamente apacible estado del mercado de los televisores, hay dos categorías de producto cuyo valor se ha incrementado drásticamente durante los últimos 4 años, incluso muy por encima del de los dispositivos de visualización. Y es que los smartphones y, en menor medida, los tablets, han conseguido que otros segmentos tradicionalmente muy potentes, como son los ordenadores de sobremesa, las cámaras de fotografía digital, e, incluso, los ordenadores portátiles, palidezcan al comparar su crecimiento. El valor del segmento de los smartphones se incrementó un 8% en 2009, un 18% en 2011 y un 25% en 2012. Pero lo más importante es que los analistas han predicho un desarrollo del 31% durante 2013, y de nada menos que el 33% durante 2014.

Las cifras de los tablets no son tan impactantes como las de los smartphones, pero no dejan lugar a dudas acerca del enorme interés que estos dispositivos despiertan en los usuarios. El valor de este mercado se incrementó en un 6% en 2012 (debemos tener presente que en 2009 este segmento prácticamente no existía), y, si las previsiones de los analistas son acertadas, crecerá un 8% más en 2013, y un 9% en 2014.

Noti IFA 3
Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });