MSI 975X Platinum PowerUp

Destaca por su buen rendimiento a pesar de su mejorable acabado. Esta propuesta no consigue conciliar de manera equitativa dos de los aspectos más importantes de una placa base: construcción y rendimiento

12 febrero 2007

Destaca por su buen rendimiento a pesar de su mejorable acabado. Esta propuesta no consigue conciliar de manera equitativa dos de los aspectos más importantes de una placa base: construcción y rendimiento.
En cuanto al primero de ellos, podemos indicar varios puntos que no nos han acabado de convencer del todo, como la falta de anclajes para los disipadores concernientes a los módulos reguladores de voltaje que hacen «bailar» de manera peligrosa al conjunto, y la ausencia de algún tipo de cierre de seguridad para los slots PCI-E x16, que contribuya a fijar de una manera estable las tarjetas gráficas más pesadas. Por otro lado, no todo son defectos y aplaudimos la inclusión de dos puertos IDE que amplían las posibilidades de conexión de dispositivos de almacenamiento interno.
La BIOS es otro de los puntos fuertes de esta placa, con un buen puñado de opciones que permiten configurar de manera milimétrica algunos de los componentes del sistema.
Para finalizar, podemos destacar su buen rendimiento general a tenor de los excelentes resultados que ha alcanzado en nuestras pruebas, destacando sobremanera el apartado gráfico, en el que 3DMark06 ha arrojado una de las puntuaciones más elevadas.

Características
Chipset Intel 975X + ICH7DH. FSB 1.066 MHz. Memoria DDR2 doble canal. 2 PCI-E x16, 2 PCI-E x1, 2 PCI. Soporta sistema gráfico dual ATI CrossFire. 8 USB 2.0, 2 FireWire. 2 IDE. 5 SATA II. RAID SATA 0, 1, 0+1. 1 Ethernet Gigabit
Lo mejor
Su rendimiento es de los más destacables
Lo peor
El acabado final del PCB