Abra cambia la forma de trabajar en remoto

Abra es una memoria USB desarrollada por Check Point y SanDisk capaz de cargar automáticamente en cualquier ordenador, y que permite poner el escritorio corporativo en el bolsillo de los trabajadores móviles de forma segura y allí donde se encuentren

Abra cambia la forma de trabajar en remoto

3 marzo 2010

Se ha presentado Check Point Abra, una nueva solución plug-and-play que convierte cualquier PC en un escritorio corporativo totalmente seguro. Abra facilita a los usuarios el acceso a los correos electrónicos y archivos de aplicaciones en cualquier lugar, ya sea con o sin conexión integrada a través de red privada virtual (VPN). Además, carga automáticamente en cualquier ordenador y, gracias al almacenamiento cifrado local, protege los datos almacenados en el dispositivo. Y como no escribe nada en el ordenador anfitrión, es imposible dejar ningún rastro, traza o ruta.

Se sabe que los trabajadores móviles pueden poner en peligro datos sensibles de las empresas al acceder a la red corporativa a través de equipos personales o de terceros, ya que al almacenar datos corporativos en su PC particular y sin querer podrían exponer información de la empresa cuando un niño u otro usuario de casa visita alguna red P2P para compartir archivos o enviar archivos adjuntos a través de mensajes instantáneos. Del mismo modo, un trabajador externo podría accidentalmente enviar datos de propiedad de un negocio a otro cliente.

Independientemente de la intención, el daño potencial de la pérdida de datos es la misma. Para proporcionar a las empresas una alternativa segura y económica que permita a las «terceras partes» acceder a la red, Check Point y SanDisk se han asociado para desarrollar Abra. Este dispositivo combina la tecnología de virtualización de Check Point, VPN, y tecnologías de seguridad bajo cifrado junto con una unidad USB 2.0 de SanDisk (con dos capacidades, de cuatro u ocho Gbytes) para crear en un entorno seguro, un espacio de trabajo virtual. Los usuarios sólo necesitan conectar su USB Abra en un PC basado en Windows y escribir sus contraseñas para convertir inmediatamente cualquier PC en un escritorio corporativo.

Para salvaguardar los datos sensibles almacenados en Abra, el dispositivo utiliza una serie de medidas de seguridad avanzadas. El hardware y software de encriptación de 256 bits protegen los datos tanto en reposo como cuando están en uso. El programa de Control regula los tipos de aplicaciones utilizadas por Abra, protegiendo la red corporativa del malware asociado a las aplicaciones no autorizadas. Por último, la tecnología de virtualización aísla Abra de las sesiones de trabajo del PC anfitrión, asegurando que los datos sensibles se mantienen en el dispositivo, previniendo la pérdida de datos.

Una vez insertada la llave USB en el ordenador anfitrión, se produce un escaneo automático en busca de malware residente. Luego, se procede a la autenticación del usuario, lo que requiere contraseñas, así como otros certificados y tokens de autenticación. Además, puede usarse un teclado virtual al iniciar la sesión para impedir el robo de claves. La gestión central con SmartDashboard proporciona la administración de políticas y actualizaciones a través de pasarelas de Check Point, incluyendo la autenticación y el cumplimiento de las normas de escaneo y configuración de una VPN.

Loading...
'); doc.close(); });