El acceso a la Red renovado: Los navegadores más populares (I Parte)

Con motivo de las nuevas versiones de los navegadores, hemos decidido explorar sus características más recientes, ver con lupa los más populares (Firefox, Internet Explorer, Opera y Safari) que pueden ser una buena opción en función de las costumbres de cada usuario

El acceso a la Red renovado: Los navegadores más populares (I Parte)

7 noviembre 2008

Como hemos podido comprobar, los resultados pueden variar bastante dependiendo de los diferentes aspectos de hardware y software utilizados, por lo tanto, invitamos a todos nuestros lectores a realizar las mismas pruebas con sus propios equipos, nunca sabe uno lo que se pierde si no lo prueba.

 

Nuestras pruebas

Los análisis han sido realizados en un equipo de sobremesa con un AMD Athlon de 2200 GHz, 1 Gbyte de RAM y Windows XP Professional con SP3. Para que no os perdáis al mirar la tabla (ver PDF adjunto), os aclaramos algunos de los conceptos que utilizamos.

 

Inicio en frío es el tiempo que tarda en cargarse el navegador tras reiniciar el equipo, mientras que Inicio en caliente es el que tarda con otra ventana ya abierta, e Inicio con 10 pestañas marca los segundos que emplea en cargar el navegador 10 páginas al mismo tiempo en diferentes pestañas. Estas páginas son de distinta índole, desde las más sencillas basadas en CSS hasta las más complejas con Flash y JavaScript.

 

Por su parte, Renderización CSS es lo que tarda cada navegador en cargar una página con una hoja de estilos determinada compuesta por varias tablas, y Ejecución JavaScript, lo mismo pero para ejecutar diferentes scripts basados en JavasSript, AJAX incluido.

 

Otros tres conceptos que hay que tener bastante claros son el Consumo de memoria al inicio (cantidad de memoria que necesita cada navegador al iniciar su actividad), Consumo de memoria con 10 pestañas (la que precisa un navegador con 10 páginas abiertas, simples y complejas) y, por último, la Descarga de archivos (tiempo que tarda cada navegador en descargar un archivo de 11,2 Mbytes).

 

Esta extensa comparativa se completa con una visita por las interfaces de los cuatro principales navegadores y una parada a las posibilidades de personalización que brindan. 

 

Accesorios

La mayor parte de los navegadores tienen una serie de accesorios (plug-ins, add-ons, temas, widgets, etc.) que permitirán personalizarlos al máximo y a nuestro gusto. A continuación, os ofrecemos una relación de los lugares desde los que podéis descargaros e instalar los accesorios para los cuatro desarrollos más populares; por motivos de seguridad, siempre es recomendable descargarlos de los sitios oficiales:

 

Firefox 3.0: https://addons.mozilla.org/es-ES/firefox/

Internet Explorer 7.0: www.windowsmarketplace.com/category.aspx?bcatid=3500

Opera 9.5: www.opera.com/docs/plugins/

Safari 3.1.2: www.apple.com/safari/download/plugins.html

 

 

Interfaces de usuario: Vemos cómo se organizan los cuatro grandes

La finalidad principal que tiene la colocación de los distintos componentes de la interfaz es que el usuario se familiarice pronto con esta organización para que la navegación se simplifique.

 

Mientras algunos navegadores apuestan por una apariencia realmente sencilla y austera, invitando al usuario a personalizarla a su gusto, otros lo hacen por una más compleja. En estas últimas versiones se puede comprobar que, en muchos casos, se reducen considerablemente los clics para las acciones más comunes, como abrir pestañas a continuación de la que estamos utilizando, marcar favoritos de forma inmediata, acceder al instante a la fuente RSS de una página sin salir de la que estamos visualizando o ingresar en una con los datos que previamente hemos guardado.

 

Os mostramos a continuación los componentes de los browsers más utilizados.

 

* Firefox 3.0

 

* Internet Explorer 7

 

* Opera 9.5

 

* Safari 3.1.2

 

 

Suscripciones a fuentes RSS

Es raro encontrar un navegador que no sea compatible con los canales de noticias RSS de los distintos sitios web. La mayor parte no sólo los identifica, sino que vienen provistos en su interfaz de un auténtico lector de feeds, o lo que solemos etiquetar como marcadores dinámicos.

 

Una fuente RSS o feed es un canal que va vinculado a una página web y permite recibir los contenidos mediante otros soportes sin tener que visitar la página cuando se actualiza. En los navegadores podemos comprobar que un sitio tiene un feed vinculado porque aparece normalmente junto al campo de la URL un icono anaranjado (azul en el caso de Safari). Si hacemos clic sobre él, podemos suscribirnos al canal de esa web, recibiendo las últimas publicaciones en el mismo navegador.

 

En Firefox 3.0, Opera 9.5 y Safari para Windows, el icono naranja no aparece si la página web no está vinculada a un canal RSS. En Internet Explorer 7, si no existe el canal RSS, el icono aparecerá de color gris, mostrando inactividad.

 

Marcadores/Favoritos

Muchos se preguntarán cuál es el navegador que nos lo pone más fácil para añadir una página determinada a Favoritos. En anteriores versiones, añadir una página a Marcadores o Favoritos implicaba varios pasos, que requerían nuestra atención.

 

Por eso proliferaron tanto los marcadores sociales, ya que no sólo guardábamos nuestros sitios favoritos para compartirlos, sino que podíamos almacenarlos de forma privada con menos esfuerzo que con este accesorio del navegador.

 

Ya hemos comentado que la nueva versión de Firefox trae incorporada a la barra de navegación un icono en forma de estrella, de modo que gastemos un clic de ratón en añadir cualquier página por la que navegamos a Marcadores para archivarla posteriormente con más tiempo. Si lo hacemos por la vía del menú principal, gastaremos los tres clics de rigor.

 

En Internet Explorer 7, esta misma acción nos lleva tres pasos, ya lo hagamos desde el menú principal o desde el acceso directo de la interfaz.

 

Si probamos con Opera 9.5 por el menú principal también se nos irían tres clics y, si no tenemos abierto el panel lateral de acceso rápido, ya se nos pueden ir cuatro. Finalmente, con Safari 3.1.2, si empleamos el menú principal gastamos tres clics, y sólo dos con el acceso directo.

 

Adapta los navegadores a tus necesidades y gustos

Extensiones, plug-ins, widgets y temas pueden cambiar totalmente el aspecto y algunas funciones de tu navegador, sin contar con las opciones que cada solución ofrece por defecto.

 

Cada navegador trae consigo un apartado, generalmente denominado Ver, en el que brinda al usuario la oportunidad de cambiar o editar algunas de las funciones que incluye por defecto. Así, podemos retirar cualquier elemento que nos sea molesto o adaptar los sitios de acceso rápido para no perder el tiempo buceando en carpetas.

 

En muchos de ellos, tendremos la oportunidad de cambiar el aspecto de las páginas que visualizamos, las fuentes, los tamaños de las mismas, el comportamiento del browser en el momento de abrir un enlace, y muchas más opciones para que el navegador se adapte a nuestra forma de navegar.

 

Esta última característica ha mejorado sustancialmente en desarrollos como Firefox 3.0, Opera 9.5 e incluso Internet Explorer, que seguro que da un paso al frente en este sentido en su inminente versión 8. Safari para Windows queda por debajo de Internet Explorer en este ranking, ya que es el usuario el que se tiene que adaptar a él para navegar.

 

Aparte de que el usuario tenga margen para adecuar estos productos a sus necesidades, se ofrece a los programadores la posibilidad de realizar aplicaciones para integrar cualquier servicio en ellos, del tipo add-ons, plug-ins o plantillas.

 

Elementos para el cambio

Los add-ons o extensiones son pequeñas aplicaciones que permiten que un navegador pueda mostrar o interactuar con soluciones de terceros, como por ejemplo la extensión de del.icio.us, que nos permite añadir rápidamente cualquier URL y clasificarla en del.icio.us, o bien acceder y administrar rápidamente nuestra cuenta simplemente pinchando el icono que se instala en nuestro navegador.

 

Los plug-ins compatibilizan los browsers con componentes del sistema operativo y con otro software instalado en él para poder mostrar contenidos en un formato determinado, por ejemplo el de Adobe Acrobat, que nos facilita la apertura de cualquier documento en formato PDF que haya alojado en la web mediante ese programa.

 

Finalmente, los temas, skins o plantillas permiten cambiar el aspecto visual de nuestro navegador. Todos y cada uno de estos puntos nos permitirán adaptar cada solución a nuestras necesidades y forma de navegar.

 

* Firefox 3.0

 

* Internet Explorer 7

 

* Opera 9.5

 

 

Safari cambia lo mínimo

Simplemente, Safari 3.1.2 para Windows es impersonalizable. Si comparamos la interfaz de la solución de Apple con la de los otros navegadores, se puede decir que no es agradable para la vista, al margen de que decepciona bastante saber que no tenemos ninguna posibilidad de cambiarla. Sólo podemos variar algunos aspectos mínimos relacionados con las fuentes y añadir o quitar botones.