Acer TravelMate 6292

Este pequeño equipo resulta fácilmente transportable, posee una pantalla de 12,1 pulgadas, un lector de huellas dactilares y una cómoda hilera de botones de acceso rápido en la parte derecha del teclado

2 agosto 2007

El modelo Acer TravelMate 6292 está indicado para todos aquellos profesionales que realmente tengan que disponer de un dispositivo ligero para llevarlo a cualquier parte. De hecho, presume de una cláusula específica en su garantía para poder repararlo en alguno de los países contemplados (de cualquier parte del mundo) si nos encontramos en un viaje prolongado de hasta tres meses.
Las 12,1 pulgadas de la pantalla son más que suficientes, siendo una de las pocas propuestas analizadas que no posee una superficie brillante. Nos ha gustado mucho el aspecto compacto del equipo, su ligereza y otro par de detalles destacables, como son su lector de huellas dactilares y la hilera de botones de acceso rápido incorporada en la parte derecha del teclado, con la que podremos apagar y encender la interfaz WiFi, poner en marcha el correo y habilitar/deshabilitar la comunicación con dispositivos dotados de Bluetooth.
Como apartados negativos debemos hacer hincapié en el excesivo calentamiento de esta unidad portátil, sobre todo cuando requiere de una generosa utilización de la GPU, que llega a calentar mucho la zona del reposamuñecas, y un precio que se nos antoja bastante elevado en relación con las prestaciones que ofrece.