Adobe Creative Suite 3 Design

Adobe ha presentado seis paquetes. En primer lugar, dos modalidades distintas de Creative Suite: Design, en la que nos entraremos en esta ocasión, y Web, ambas a su vez con dos versiones: Premium y Standard

1 junio 2007

Parece que la política de comercialización de paquetes especializados le va bien a Adobe. Después de la adquisición de Macromedia, ha sabido acoplar los productos de las dos compañías para ofrecer distintas posibilidades que se adaptarán a cualquier profesional de los medios digitales.
Es cierto que estos conceptos son bastante abstractos y amplios, pero es que el rango de herramientas del que dispone la compañía cubre tantos campos que una definición tan neutra termina siendo la más adecuada.
Asimismo y relacionada íntimamente con el vídeo digital, se encuentra la modalidad Creative Suite 3 Production Premium, que incorpora como herramienta principal el galardonado Adobe Premiere Pro. Y, finalmente, cabe destacar el lanzamiento de otra suite que, como su propio nombre indica, es la maestra de Adobe: Master Collection, en la que el profesional encontrará todas y cada una de las herramientas de la firma, que no son pocas.
Para que os resulte más fácil comprender que incluye cada una, hemos confeccionado una tabla en la que podéis comprobar de un vistazo cuáles son las aplicaciones que abarca cada uno de los paquetes de producto.

 

Imágenes para la web
En estas páginas, ahondaremos en la denominada Creative Suite 3 Design Pemium, que resulta ideal para aquellos que trabajan en la creación de sitios web donde la imagen tiene mucho que decir.
Un elemento que, incluso en los populares blogs, es de tremenda importancia para obtener el éxito de audiencia deseado. No es pues de extrañar que nos encontremos con Photoshop CS3 como piedra angular.
Esta utilidad ha mejorado distintos aspectos, como el espacio de trabajo o la productividad, al margen de que, en su versión Extended, implementa una serie de herramientas para el trabajo tridimensional y para la edición de películas cuadro por cuadro, que aportan una novedosa funcionalidad a una aplicación tradicionalmente de diseño estático. Es más, la herramienta ImageReady, especializada en el trabajo con gifs animados, deja de existir, puesto que esta tecnología ha quedado completamente obsoleta con respecto a otras más avanzadas como Flash.
Pero no solo se ha renovado Photoshop. También lo han hecho el resto de aplicaciones, en especial Flash, que, ahora, incorpora una interfaz mucho más intuitiva y basada en las tradicionales de Adobe. Encontrarás nuevas funcionalidades, como mostramos en el visual adjunto, pero ya te adelantamos que la integración entre las distintas herramientas es prácticamente insuperable.
Enviar proyectos desde Illustrator o Photoshop a Flash sin perder características, como puede ser el manejo de capas, es un paso realmente crítico para optimizar el tiempo empleado en el desarrollo. Su elevado precio es la única pega que podemos ponerle.