La Agencia Española de Protección de Datos arremete contra los grandes de Internet

España se ha sumado a la guerra de las autoridades de varios países contra los grandes de Internet por su falta de respeto a las leyes sobre privacidad de datos. En mayo, Alemania y Austria prohibieron la circulación de los coches de Google Street View por sus calles. Ahora, el director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo ha advertido sobre la posibilidad de imponer sanciones a Google por motivos similares

La Agencia Española de Protección de Datos arremete contra los grandes de Internet

3 junio 2010

España se ha sumado a la guerra de las autoridades de varios países contra los grandes de Internet por su falta de respeto a las leyes sobre privacidad de datos. En mayo, Alemania y Austria prohibieron la circulación de los coches de Google Street View por sus calles. Ahora, el director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo, ha advertido sobre la posibilidad de imponer sanciones a Google por motivos similares.

Durante la presentación de la memoria anual de la AEPD, Rallo censuró a las empresas de Internet –en particular, a Facebook, Google y Yahoo- por vulnerar el derecho a la intimidad de los ciudadanos. Cuando habló de Facebook, se refirió a las informaciones publicadas sobre la cesión de información personal a agencias publicitarias sin la autorización expresa de los miembros de la red social, algo por lo que las autoridades estadounidenses han exigido ya “explicaciones detalladas” al fundador y CEO de la compañía.

En el caso de Google, Rallo hizo referencia directa a la recopilación de datos sobre las redes WiFi existentes alrededor de los lugares por donde circulan sus coches Street View. Por este mismo motivo, y por las imágenes de particulares captadas por las cámaras de los vehículos, el servicio, como se ha dicho, ha sido ya prohibido en Austria y Alemania. Finalmente, en el caso de Yahoo, el director de la Agencia Española de Protección de Datos, arremetió contra el reciente anuncio de su intención de crear una red social con las direcciones de correo de sus miembros.

Aludiendo a todas estas compañías, Rallo fue contundente al advertir que muchos de los servicios de las empresas Internet están violando la legislación vigente y que han cruzado ya “varias líneas rojas”. Por otra parte, calificó de insatisfactorio el cumplimiento por Google de un requerimiento que la agencia le envió hace 12 días en el que se le pedía información sobre la captación de datos de las redes WiFi en nuestro país a través de los vehículos Street View. Según Rallo, la compañía manifestó su total disposición a colaborar, pero hasta el momento no la ha demostrado.