Airis Pop Video 200

El fabricante ofrece un dispositivo equilibrado. Airis nos trae un PMP con importantes detalles de calidad y otros que seguramente mejorará en próximas revisiones. Nos ha gustado especialmente lo sencillo que puede llegar a ser manejar un reproductor de este tipo

3 marzo 2007

Es cierto que este dispositivo peca de ser extremadamente austero y rácano en su menú, ya que se ha «comido» numerosas funciones que le habrían dado enteros en la valoración. Pero la verdad es que su pad de control es uno de los mejores sistemas para la navegación de la comparativa. Nada que ver, por ejemplo, con el complejo control del modelo de Archos 604.

 

Dejando el detalle del manejo aparte, del PMP de Airis también se puede resaltar su abultado tamaño, comparable al del Epson pero menos pesado. En el lateral encontramos una pestaña que permite quitar la cubierta de la parte posterior dejando el disco duro al descubierto. Justo en el otro lateral se encuentran los puertos de entrada y salida.
El de vídeo nos permitirá conectar el reproductor a una TV y, gracias al mando a distancia incluido, podemos olvidarnos de movernos para manejarlo. En definitiva, esta propuesta nos deja buen sabor de boca, salvo por la carencia de lector de tarjetas o las pocas opciones del menú con interfaz en carrusel.