Alex de la Iglesia se cita con los internautas para estudiar soluciones capaces de desbloquear la «Ley Sinde»

Alex de la Iglesia, presidente de la Academia de Cine, ha convocado a un buen número de representantes del cine y de la Red para discutir y tratar de encontrar una solución a los aspectos más polémicos de la «Ley Sinde»

25 enero 2011

Alex de la Iglesia, presidente de la Academia de Cine, ha convocado a un buen número de representantes del cine y de la Red para discutir y tratar de encontrar una solución a los aspectos más polémicos de la «Ley Sinde».

La próxima cita de la norma antidescargas tras su rechazo en el Congreso de los Diputados tendrá lugar el próximo 15 de enero, cuando se produzca la discusión de la «Ley Sinde» en el Senado. A día de hoy los delegados del Gobierno tratan de acercar posturas con sus «colegas» de los distintos grupos políticos para lograr la aprobación de la norma en la Cámara alta.

El director de cine Alex de la Iglesia no dudó en dar la cara el mismo día en que la «Ley Sinde» fue rechazada, y durante horas se dedicó a cambiar impresiones con los internautas desde su cuenta de Twitter. No fue una tarea fácil ya que esta norma despierta actitudes muy radicales desde todos lados, pero si algo caracteriza al director del «Balada triste de trompeta» es su capacidad dialogante.

Al parecer tuvo que soportar infinidad de insultos y algún que otro mensaje de ánimo, pero también recibió propuestas y alternativas interesantes que podrían dar lugar a un acuerdo para aclarar los aspectos más conflictivos de la norma antidescargas. Para seguir este camino ha convocado el próximo jueves día 30 en la Academia de Cine a representantes de la Asociación de Internautas y la Federación de Productores Audiovisuales de España (FAPAE).

Aunque la intención de Alex de la Iglesia es merecedora de un gran aplauso, alcanzar un acuerdo parece complicado, ya que las posturas se mantienen muy alejadas, recordemos que la «Ley Sinde», una disposición adicional en la Ley de Economía Sostenible, permitiría el cierre de páginas web de descargas a través de la creación de un comité de propiedad intelectual, encargado de examinar y enviar las denuncias presentadas a la Audiencia Nacional, organismo que decidiría el cierre de la web en un plazo máximo de cuatro días.

Temas Relacionados