Más allá de nuestras fronteras

¿Te has planteado alguna vez hacer las maletas y desarrollar tu carrera profesional fuera de España? Las oportunidades están ahí y sólo hay que saber encontrarlas, como lo demuestras los seis perfiles que hemos seleccionado para que te decidas a dar el salto

Más allá de nuestras fronteras

15 marzo 2008

Si has tenido una vida profesional apasionante, pero tus objetivos pasan por alcanzar metas internacionales, te puedes plantear la posibilidad de emprender un proyecto en el extranjero. ¿Cómo? Es más fácil de lo que parece, las grandes firmas de tecnología manejan con frecuencia el traslado de profesionales, sólo has de tener iniciativa, experiencia y querer hacerlo. Ellos lo han conseguido.

 

Puede ser durante unos meses o unos años y la decisión debe ser tomada tanto desde el punto de vista profesional y personal. El aspecto económico no es determinante y, aunque el traslado conlleve un aumento del salario, suele corresponderse con el nivel de vida del país de destino o deberse a un cambio de responsabilidad. En algunos casos, condición de expatriado, se conservar el contrato con la sede local y, por tanto, las condiciones.

 

Una de las cosas que has de tener en cuenta es que se valora la experiencia y el manejo del inglés, aunque las empresas ofrecen cursos para reforzar el idioma. Más terrenales son las ayudas al traslado, algunas firmas brindan al empleado un agente especializado que se encargará de todas las gestiones.

 

En España, claro está, dejarás a tu familia y amigos, pero las nuevas tecnologías te ayudarán a superarlo. Además, la vuelta es un hecho. Veamos lo que nos cuentan los siguientes profesionales desde su propia experiencia.

 

Tomar la decisión

No es fácil, tampoco tan difícil como te parece en este momento. Lo que tienes que hacer es tener claros tus objetivos y saber qué proyección quieres para tu futuro profesional, pues, como nos comenta David Campos, director del departamento legal para Latinoamérica de Sun Microsystems, «la carrera profesional de un ejecutivo crece tras haber abrazado una responsabilidad internacional». Otro de los aspectos que tendrás que tener en cuenta son los lazos familiares, no es lo mismo estar soltero que tener una familia a la que también le afecte el traslado, como le ocurrió a Carlos Martínez, director del Programa Intel World Ahead y director de marketing para el sector de las Telecomunicaciones en Latinoamérica, «no fue una decisión personal sino familiar. Un cambio de este tipo supone en muchos sentidos una nueva forma de vida, por lo que estando casado, y teniendo una familia, una decisión de este tipo debe ser de pareja».

 

Sopesados los aspectos profesionales y familiares, la solicitud puede partir del empleado hacia la empresa o viceversa. Antonio Budia, director de marketing de productos de comunicaciones de Microsoft emplazado en EE UU, decidió tener una experiencia internacional y cambiar de rol y la propia compañía le echó una mano: «Llegado el momento me abrieron las puertas desde la propia empresa para ayudarme en la búsqueda. Fue iniciativa mía, yo busqué el cambio y Microsoft me ayudó. No siempre una empresa te ayuda y facilita el proceso cuando esto significa perder una persona de su equipo». Una trayectoria similar tuvo Verónica Thavonat, consultora de formación y desarrollo de Vodafone, desplazada a Londres por un año, quien informó a su jefa de sus intereses y fue ésta la que le comentó que se estaba creando un equipo en Europa. Envío su CV, participó en el proceso de selección y se marchó. En el caso de Ventura Barba, director general de Yahoo! Música Europa, que vive entre Madrid y Londres, se trató de una promoción interna.

 

Lo que hay que tener

Todos los protagonistas de este reportaje están de acuerdo en que el perfil pasa por tener una mentalidad abierta para asumir otras culturas y formas de ver el trabajo y la vida. Amén de un nivel de idiomas aceptable, normalmente inglés. La experiencia y trayectoria dentro de la compañía se valora. Para Carlos Martínez de Intel, hay que tener «flexibilidad, empatía, creatividad, iniciativa, saber escuchar, estar dispuesto a abrirte para asumir nuevas culturas y formas de ver la vida… Facilidad de comunicación y trato».

 

El trabajo con equipos virtuales es una realidad, por lo que, como comenta David Campos de Sun, «…las grandes multinacionales necesitan personas capaces de trabajar con equipos virtuales, repartidos en distintos países y de muy diversas culturas. Además, es fundamental la capacidad de liderar y motivar a un equipo que, sobre todo cuando eres nuevo en el puesto, no conoces personalmente y puede llevarte mucho tiempo verles físicamente por primera vez».

 

Un mundo de posibilidades

Tomada la decisión y una vez que has encajado en el puesto, llega el momento de trasladarte. Empresas como Microsoft o Sun Microsystems cuentan con acciones concretas de ayuda. Por ejemplo, la primera proporciona una persona que se encarga de ayudarte en todas tus necesidades iniciales (búsqueda de casa, carné de conducir, gestión de papeles, incluso te ayudan a moverte por la zona en la que vas a residir). Y, por supuesto, corren con las gestiones de la mudanza. En Sun, debido a la alta movilidad de ejecutivos que asumen, tienen estructurado un programa conocido con el nombre de Internation Assigment Program, «que ayuda a integrase en el nuevo entorno», como nos comenta David Campos. «Hablamos desde facilidades para buscar nueva casa, colegios para los niños, apoyo continuo en temas legales y de contratación de servicios, especialistas que te van dando las principales claves culturales del sitio donde te vas a ubicar (zonas peligrosas si las hay, consejos para comprar y relacionarte con tus vecinos...), sólo por poner unos pocos ejemplo», especifica.

 

Tras la mudanza y los papeleos, se encuentra un mundo de posibilidades que, por lo general, ofrece un mayor nivel de rotación, acceso directo a la toma de decisiones y una mayor repercusión de los proyectos. En este sentido, Alberto Ayala, director general de ventas y marketing de Sony, nos cuenta que «existen mayores posibilidades de rotación en los puestos de la sede central de la compañía. Al tener una mayor proporción de expatriados trabajando en las oficinas centrales, se producen de forma natural más oportunidades, no sólo de promoción vertical sino de cambio de responsabilidades horizontalmente».

 

Algo diferente piensa Barba, quien apunta que «Creo que las posibilidades de promoción no varían de forma significativa. Por la dinámica de trabajo que mantenemos en Yahoo!, la situación física no es un impedimento para la promoción».

 

Hay diferencias

No es mejor ni peor, pero existen diferencias entre trabajar dentro y fuera de España, al menos así lo creen nuestros protagonistas. David Campos de Microsoft nos cuenta que desde EE UU tiene más acceso «a la mayoría de los conocimientos, directivos y ejecutivos de primer nivel. La principal diferencia es la forma de trabajar en USA, es más eficiente y efectiva que en España donde la cultura, especialmente con lo que respecta al trato con el cliente, sigue imponiendo muchos almuerzos y reuniones que, en la cultura americana, carecen de sentido. También la flexibilidad es total».

 

Para Thavonat, trabajar en la central de Vodafone en Londres le permitió estar más cerca de la toma de decisiones, tener contacto directo con altos directores, incluyendo a Arun Sarin (CEO de Vodafone) y ver el impacto internacional del trabajo. Desde Intel, Martínez, señala que «tienes una visión más global de la compañía y acceso directo a la fuente de la información, a las personas que la dirigen y tienen la estrategia en la cabeza. Te permite pensar estratégica en vez de tácticamente».

 

Por último, Barba, desde su posición en Yahoo!, no considera a las sedes regionales como meras sucursales comerciales y de marketing, aunque, «en algunos casos, es cierto que se centralizan determinados servicios lo que hace que las oficinas centrales cuenten con más recursos».

Tan lejos, tan cerca

Todos coinciden en lo mismo, lo que más echan de menos a su familia y amigos, pero las nuevas tecnologías les permiten estar en contacto directo con ellos y sentirte más cerca. Los chat, el e-mail y las videoconferencias son herramienta que te acercarán a los tuyos, mientras que los teamrooms, wikis y netmeeting, como cuenta Thavonat, te permitirán estar en contacto con los colegas que dejaste en la sede madrileña.

 

Y, desde luego, la mayoría piensa que su futuro está en España. La vuelta suele fijarse en dos o tres años. ¿Te animas?

 

Carlos Martínez / Intel: «Lo que más valoro es que se trabaja de forma distinta, se es más organizado, se aprovecha mejor el tiempo, se respeta más el tiempo de cada uno... Puedo balancear mejor la vida familiar y el trabajo».

 

Antonio Budia / Microsoft:          «En una oficina donde más del 90% de la gente ha pasado por el mismo proceso (...) me di cuenta de lo fácil que es adaptarte, pues todos te comprenden y ayudan, el cambio a nivel laboral ha sido muy fácil».

 

Alberto Ayala / Sony: «Hay una diferencia en el coste de vida que se ve compensada por un sueldo más elevado (…) El salario siempre es una de las variables a considerar al tomar una decisión de este tipo, pero no la primera.»

 

David Campos / Sun Microsystems: «Los nuevos modelos de trabajo en red en los que Sun es pionera permiten que no sea estrictamente necesario un cambio físico de ubicación pero, personalmente, creo que una experiencia de vida profesional (…) enormemente valiosa y enriquecedora

 

Verónica Thavonat / Vodafone: «Los beneficios adicionales que tuve como expatriada son casa y servicios pagados, un viaje de regreso a España al mes, clases de idioma, pago adicional para compensar la diferencia en el coste de vida, llamadas telefónicas, etc.»

 

Ventura Barba / Yahoo!: «De momento, mantengo mi residencia en España tanto tiempo como mi agenda me lo permite… Aunque sí es verdad que me paso la vida en un avión y la mayor parte de mi tiempo en Londres».

 

Busca apoyo en Internet

Te ofrecemos algunas páginas web que serán clave para ayudarte a buscar tu puesto, gestionar tus papeles o ponerte en contacto con personas que ya estén trabajando fuera de España. A la hora de encontrar tu empleo, no olvides visitar los sites de las principales firmas de tecnología, pues suelen contar con un servicio global en el que consultar las vacantes.