Especial

Del Altair 8800 a los Ultrabooks: repasamos 25 años de PCs

El desarrollo que ha experimentado la informática doméstica desde 1975 es asombroso. Repasa su nacimiento y maduración de la mano de PC Actual

Javier Rodríguez

Apertura 25 años de ordenadores

24 abril 2013

El desarrollo que ha experimentado la informática doméstica desde 1975 es asombroso. Repasa su nacimiento y maduración de la mano de PC Actual.

El primer PC, bautizado por IBM como «modelo 5150», vio la luz en 1981. Sin embargo, este equipo no fue el primer ordenador personal. Los orígenes de la primera computadora diseñada para ser utilizada fuera del entorno profesional se remontan a mediados de los años 70.

Bill Gates

Un jovencísimo Bill Gates

En 1975 surgió tímidamente en Estados Unidos el Altair 8800 bajo la forma de un kit pensado para los entusiastas de la microelectrónica. Pero su éxito fue inesperado y, sobre todo, de una proporción con la que no contaban sus creadores. De hecho, esta modesta máquina sembró el germen que desembocó, muy poco después de su lanzamiento, en la fundación de Apple y Microsoft. La compañía de la manzana fue fundada en abril de 1976 por Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald G. Wayne, que poco después fue sustituido como socio inversor por Mike Markkula. Y Microsoft germinó justo un año antes que Apple, en abril de 1975, de la mano de Bill Gates y Paul Allen.

Altair 8800

El segundo hito en el que merece la pena que nos detengamos por su relevancia fue el lanzamiento en 1977 del Apple II, un ordenador personal en toda regla diseñado íntegramente por Wozniak, que recogió el testigo de sus precursores, el Altair 8800 y el Apple I. Este ingenioso dispositivo era ya un ordenador plenamente funcional, fabricado de forma masiva y con una configuración cerrada, que no requería ser ensamblado por el usuario. Su acogida fue enorme, lo que provocó que IBM, que hasta ese momento no había mostrado el más mínimo interés por el mercado doméstico, cambiase de opinión. Los ingenieros de esta última compañía se pusieron a trabajar, y, como hemos mencionado al principio de este artículo, en 1981 nació el primer PC: el IBM 5150, gobernado por un microprocesador 8088 de Intel a 4,77 MHz y equipado tan solo con un máximo de 256 Kbytes de memoria principal. El resto es historia.

IBM 5150

El éxito del Apple II provocó que IBM entrase de lleno en el mercado de los ordenadores personales. ¿El resultado? el IBM 5150: el primer PC

El PC madura y nace PC Actual

Estos inicios definieron dos sendas que han tenido una marcada continuidad hasta hace relativamente poco tiempo: el PC de IBM y el resto de compatibles, ligados a una arquitectura de microprocesadores diseñada por Intel, y los equipos de Apple, que unieron su futuro a los chips de Motorola inicialmente, y posteriormente a la arquitectura PowerPC (concebida por IBM, Motorola y la propia Apple). Hasta que, en 2006, los responsables de Apple decidieron abandonar esta arquitectura RISC y apostar por la familia de microprocesadores Core de Intel, con arquitectura x86, que es la misma utilizada desde sus orígenes por los PCs.

PC Actual inició su trayectoria en abril de 1988, coincidiendo con el lanzamiento de los procesadores 80386 de Intel, que marcaron un hito importante de rendimiento y capacidades. Sin embargo, lo más llamativo de aquellos días no fueron los primeros ordenadores de escritorio que comenzaban a utilizar dichos procesadores, sino la aparición de los primeros equipos portátiles (en realidad se trataba de «portables»), como el Compaq Portable III.

Amstrad PPC 640

Amstrad PPC 640

Este ingenio estaba pertrechado por dos ranuras de expansión de tamaño completo, una unidad de disco duro, una disquetera, un teclado completo y un módem interno de 2.400 baudios. Estos fueron los primeros años en los que convivieron las firmas llegadas del mercado profesional, como Olivetti o la propia IBM, con otras marcas importantes, como Atari, Commodore, Amstrad, Orchid, los suecos Victor (muy reputados), Toshiba, Acer, Tandom, ALR o Investrónica, entre muchas otras compañías.

El mercado crece a toda velocidad

Uno de los ordenadores de referencia en estos primeros años fue el IBM Personal System/2, que venía a imponer una arquitectura cerrada con la intención de conservar la máxima cuota posible de mercado. Destacó especialmente por el uso de su arquitectura Micro Channel, técnicamente superior al bus ISA, si bien serían otras características del sistema, como la disquetera de 3,5 pulgadas de alta densidad, la tarjeta gráfica VGA, las memorias SIMM de 72 pines y los conectores utilizados para el teclado y el ratón, los que se impondrían como estándares de la industria. Dentro de la gama, los que tuvieron una mayor relevancia fueron las series 50 y 70.

Toshiba T1600

Toshiba T1600

Toshiba destacó junto a Compaq por su apuesta en el segmento de los portátiles, cuyos equipos proporcionaban un nivel de rendimiento comparable, incluso, a los PCs de sobremesa. Su proceso de fabricación les permitió alcanzar cotas de potencia muy superiores a las de sus principales rivales. Todo ello, además, ofreciendo una autonomía que permitía utilizar realmente el producto. Uno de los equipos más destacados de la época fue el Toshiba T1600, que utilizaba un procesador 80C286 a 12 MHz con 1 Mbyte de RAM, 20 Mbytes de disco duro y gráficos EGA. Y todo ello con un peso de «solo» 5,44 Kg.

Garaje de HP

El garaje en el que surgió HP

De entre los equipos de escritorio, uno de los nombres propios en la década de 1990 fue HP con su línea Vectra. Los primeros modelos, dotados de procesadores i80386, destacaban por ofrecer un rendimiento de 20 MHz y gestión rápida de la memoria, con capacidades de ampliación de hasta 16 Mbytes, discos duros de hasta 108 Mbytes y ocho ranuras de ampliación que conferían a sus productos ventajas competitivas en el segmento profesional sobre otros fabricantes.