Análisis

Amazon Cloud Drive, un servicio mejorable y con pocas opciones

Los servidores de Amazon son de los más utilizados del mundo para alojar datos. De hecho, incluso algunos proveedores de almacenamiento en la Nube, en realidad, tienen contratado el espacio de Amazon

Emmanuel David Jiménez Jiménez

Amazon Cloud Drive

12 julio 2012

Esta firma ofrece su propio servicio con Cloud Drive, en el que lo realmente importante es lo que almacenas dentro y no las tareas que puedes llevar a cabo. Y es que las capacidades de este servicio son realmente escasas.

Tan solo permite abrir y visualizar imágenes y documentos en PDF. Ni vídeos, ni música, ni documentos de Word, hojas de cálculo de Excel o presentaciones de PowerPoint. Para colmo, tampoco dispone de aplicaciones que nos permitan acceder a Cloud Drive desde el dispositivo móvil. Y lo más negativo: no tiene un cliente de escritorio, lo que conlleva que tampoco se puedan sincronizar carpetas ni hacer copias de seguridad. Es, sin duda, el servicio más limitado que hemos probado.

Atendiendo a las propuestas de pago, ni siquiera resulta una buena opción por su precio, ya que hay servicios más baratos con unas capacidades superiores. Por si todo esto fuera poco, tampoco está disponible en español ni permite compartir los archivos. Lo único destacable de Amazon Cloud Drive es que si compramos canciones en la tienda de la compañía, se alojan en la Nube, pero no ocupan espacio.

En resumen, este servicio solo ofrece lo básico: subida y descarga de archivos, clasificación por carpetas, búsqueda de ficheros y acceso a estos a través de la Web.