Amazon ya paga en España por sus ventas

26 mayo 2015

Cuando hablamos de compañías gigantes, no podemos hablar de ellas como de cualquier otra, porque casi juegan en otra categoría. Algo, en principio, común en este selecto grupo de corporaciones es la búsqueda incesante de pagar menos por su actividad y, consecuentemente, ganar más. Así operan muchas, pero desde el 1 de mayo, no podremos acusar a Amazon de saltarse la legislación en su propio beneficio, puesto que la compañía ya paga en España por sus ventas lo que tiene ver con el impuesto de sociedades.

Amazon

Más que una filial

Hasta el momento, toda la actividad de Amazon en España se reducía al trabajo de dos filiales. Una de ellas se dedicaba a los “servicios” corporativos. Esta recibe el nombre de Amazon Spain Services y cuenta con unos 300 empleados. En el año 2014 facturó 23,4 millones de euros. Llegó a declarar pérdidas de 2 millones de euros. La otra filial es Amazon Spain Fullfilment y se encarga de todo lo que tiene que ver con la logística. Su cifra de empleados varía a lo largo del año, alcanzando los 800 trabajadores en meses de alta actividad. Esta filial facturó 22,9 millones de euros, y llegó a ganar 204.848 euros.

Cifras que suenan extrañas en uno de sus mercados principales, como es España, cuando sus cifras generales de ventas se estiman en unos 70.000 millones de euros en el global de la compañía. De todo este gran grupo que es Amazon, solo las dos mencionadas filiales operaban como si fuera de España y tributaban como tal.

Solo el IVA

Hasta el momento, por las ventas que realizaba la compañía, solo se estaba pagando el IVA de cada una de ellas, el impuesto que, en realidad, pagamos cada uno de nosotros cuando realizamos una compra. Pero eso significa que todavía “faltaba” algo por pagar, que es el impuesto de sociedades, algo que la compañía conseguía “burlar” al contar únicamente con filiales que no se dedicaban a la venta de sus productos, sino a ofrecer servicios al grupo para gestionar la logística y demás. En realidad, todo el volumen de ventas figuraba como una actividad empresarial realizada por la compañía principal en Luxemburgo, un país en el que los beneficios fiscales para las empresas son obvios.

Amazon ya paga en España

La compañía se ha pronunciado oficialmente con respecto a este hecho afirmando que tenían planeado desde hace dos años adaptar su modelo de empresas para poder comenzar a tener una actividad en España, así como en otros países de Europa, con una compañía ya establecida en el país que fuera la responsable de las ventas y que, por tanto, tuviera que asumir el pago del impuesto de sociedades.

Sin embargo, no podemos olvidar la presión realizada por la Comisión Europea contra estas empresas que actúan de esta manera que para muchos resulta ya obvia. Claro que, en realidad, de lo único que se benefician estas compañías es de los beneficios fiscales de Luxemburgo, precisamente donde se encuentra la sede de la Comisión Europea. ¿No será que el problema deben resolverlo en casa?

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });