Especial

Analizamos las gráficas AMD Radeon HD 6950 y 6970

Los nombres clave de las tarjetas gráficas de AMD en la serie 69xx responden a los de islas del Caribe. Tras Barts, llega Cayman, la siguiente generación de tarjetas dentro de la gama alta

Anabel Pasiego

AMD Radeon HD 6950

20 junio 2011

Con una sólida base tecnológica, AMD se mantiene en una cómoda posición dentro del mercado de tarjetas gráficas. Tras llegar primero a DirectX 11, la arquitectura de su chip gráfico solo necesita ir actualizándose con cada revisión del procesador para añadir optimizaciones o características nuevas sobre las ya afianzadas. En concreto, estas mejoras se centran en áreas como la eficiencia, el rendimiento de todo lo relacionado con la geometría, la calidad de imagen o la gestión de la potencia.

La eficiencia se consigue haciendo sutiles modificaciones en el diseño del procesador gráfico. Es una tarea delicada que, en esta ocasión, afecta sobre todo a los procesadores Stream, y, de paso, permite mejorar el rendimiento geométrico en tareas como la teselación, una de las funcionalidades estrella de DirectX 11, que gana en la geometría y el nivel de detalle gráfico al incrementar el número de polígonos en cada frame varios órdenes de magnitud por encima de los valores por defecto definidos en el juego, y además en tiempo real. NVIDIA desarrolló Fermi con la idea de brillar en este apartado y, en la práctica, AMD ha tenido que ir mejorando su arquitectura para ponerse al día.

Con Cayman, AMD consigue avanzar en este aspecto, especialmente cuando se trabaja en modos con filtrados activados, como el suavizado de imagen a pantalla completa. Asimismo, mejora la potencia «bruta» de procesamiento, medida en Teraflops, respecto a Cypress, el chip de la generación anterior. Este incremento se plasma sobre todo en los cálculos en coma flotante de doble precisión.

Filtrados mejorados

AMD Radeon HD 6970

El énfasis en el aumento de la calidad de imagen se refleja en características, como el modo de suavizado de imagen a pantalla completa EQAA (Enhanced Quality Anti Aliasing), que se sustenta en un análisis avanzado de cada píxel y los que le rodean para calcular qué hay que dibujar en la pantalla y así minimizar el efecto de los tradicionales «dientes de sierra» que se manifiestan sobre todo en los bordes de objetos o líneas rectas.

Este filtrado se usa también para procesar vídeo en aplicaciones multimedia, como Media Player Classic, que es capaz de interactuar con el procesador gráfico para acelerar tareas como el escalado de un vídeo en baja resolución a una pantalla Full HD, por ejemplo.

En el apartado multimedia, esta nueva familia de tarjetas integra HDMI 1.4 y todo lo necesario para trabajar con Blu-ray 3D, siempre y cuando se use un software Media Player compatible con Blu-ray 3D, como el de CyberLink.

Gestión de energía mejorada

Otro aspecto donde AMD ha puesto su foco de atención es el de la gestión de la potencia consumida. No solo ha revisado la eficiencia del chip gráfico en lo que al diseño del silicio se refiere. También ha incluido en el panel de control de Catalyst (CCC) opciones para «jugar» con la tolerancia del TDP. Se puede disminuir un 20%, así como aumentar un 20%. Con ello, la tarjeta podrá trabajar fuera de sus especificaciones nominales siempre y cuando no se supere ese porcentaje establecido en los controladores. El nombre que AMD ha puesto a esta gestión de la potencia es AMD PowerTune.

AMD Radeon HD especificaciones-técnicas

Clic para ampliar

Como «ayuda» para los usuarios más avezados, AMD ha integrado un sistema de doble BIOS, con una modificable y otra no. Si se selecciona la BIOS «flasheable» es posible usar un firmware tuneado con voltajes y frecuencias más elevados, pero con la posibilidad de conmutar al original.

Eyefinity, aceleración de vídeo y 3D

Eyefinity sigue estando presente, aunque con un sistema de conexiones perfeccionado. Esto es, existen dos salidas de vídeo DisplayPort que pueden conectarse a sendas cajas de conexiones con tres salidas de vídeo por cada una para permitir hasta seis pantallas combinadas.

Por su parte, la tecnología 3D ya se em­pieza a materializar en las tarjetas de AMD bajo la denominación HD3D. El funcionamiento es similar al de NVIDIA, con gafas de polarización activa y solo si el monitor es capaz de refrescar el panel a 120 Hz. Aún no hay sistemas HD3D para PC, aunque, en portátiles, modelos como el HP Envy 3D lo usan.

Tarjetas gráficas AMD Radeon HD Eyefinity

El sistema Eyefinity sigue presente en estos modelos, aunque con un sistema de conexiones perfeccionado que permite obtener una configuración de hasta seis pantallas combinadas

En cuanto a la aceleración de vídeo, se obtiene a partir de aplicaciones de software que sepan interaccionar con la gráfica y su aceleración UVD3. CyberLink PowerDVD, WinDVD, Media Player Classic o VLC deberían ser capaces de aprovechar UVD3 sin problemas, incluyendo Blu-ray 3D, si se dispone de una unidad Blu-ray compatible en el equipo.

Temas Relacionados
Loading...