Android 3 Honeycomb llega a los primeros tablets

Ha pasado mucho tiempo desde que Google empezara a hablar de su versión de Android específica para tablets, pero, tras toquetearlo, se entiende mejor la espera

Anabel Pasiego

Android 3.0 Honeycomb Presentación

25 marzo 2011

Desde que los tablets empezaron a hacerle sombra a los móviles, Google hizo patente su intención de desarrollar un sistema operativo adaptado a las peculiaridades de este mayor tamaño de pantalla y resolución.

Android 2.2 (Froyo) o 2.3 (Gingerbread) no son realmente apropiados para pantallas con más resolución de 800 x 480, y era necesario adaptar la interfaz a un mayor espacio útil. La tarea ha llevado a Google bastante tiempo, pero al final ha visto la luz Honeycomb, como se ha podido ver en las diferentes encarnaciones de tablets presentadas durante el pasado Mobile World Congress.

Android 3.0 Honeycomb Configuración 2

Aunque quedan bastantes cabos sueltos antes de que esté listo para «entusiasmar» a los usuarios, como por ejemplo una implementación adecuada de la tienda de aplicaciones Android Market, lo que hemos podido experimentar al tener entre nuestras manos dispositivos que lo cargan es muy distinto a una mera experiencia Android en pantalla grande.

Es un sistema operativo preparado para gestionar gran cantidad de información proveniente de servicios on-line, así como organizar aplicaciones en el dispositivo aprovechando al máximo la mayor resolución de pantalla de las tabletas.

Además, está pensado para trabajar con equipos más ambiciosos que los smartphones en cuanto a procesadores o gráficos. Para un funcionamiento fluido, parece que el requerimiento mínimo será un procesador de doble núcleo, junto con un acelerador gráfico solvente, aunque este tipo de configuración está disponible incluso en los móviles más avanzados. De todos modos, las últimas investigaciones indican que Android 3.0 también puede instalarse en móviles con pantalla de 4,3’’ o menos.

Configuración de los escritorios

En las demostraciones de Honeycomb, una de las tareas en las que más han insistido sus desarrolladores ha sido en la configuración de múltiples escritorios activos, en los que pueden ubicarse tanto widgets como aplicaciones. Es una característica que está disponible también en los móviles, pero que en un tablet cuenta con el aliciente de disfrutar de más espacio libre. Sin ir más lejos, los bookmarks se despliegan sobre el escritorio de un modo gráfico y muy visual, ocupando una superficie notable, pero adecuada al tamaño de la pantalla que se está usando.

Android 3.0 Honeycomb Escritorios

Las aplicaciones también se pueden llevar a los distintos escritorios sin más que arrastrar y soltar. O eliminarlas de uno si no se necesitan. La flexibilidad es una de las máximas de este nuevo sistema operativo y el paso de un escritorio a otro se realiza mediante gestos táctiles sumamente intuitivos.

Sobredimensionado

Al disponer de más resolución de pantalla, es factible aprovecharla para diseñar una interfaz más visual e intuitiva en aplicaciones como la de gestión del correo, donde hay una parte dedicada a la lista de carpetas y otra a la lectura de los mensajes. Además, la interfaz está bien dimensionada, con un tamaño de fuente cómodo para leer y manejar la correspondencia.

Android 3.0 Honeycomb Sobredimensionado

La misma idea se extiende a otras aplicaciones, como el calendario, con vistas más completas e informativas. Incluso los «manejadores» para seleccionar texto, copiar o pegar están redimensionados para facilitar estas tareas.

Loading...
'); doc.close(); });