H20-220 Apex Ultima, otra forma de refrigerar tu equipo

La refrigeración líquida ha conseguido hacerse un hueco en el segmento medio/alto de usuarios entusiastas, gamers y modders que buscan una mayor eficiencia o bien una estética revolucionaria. El kit Apex Ultima incluye todo lo necesario para montar un sistema de refrigeración líquida en un equipo

Manuel Arenas

14 octubre 2010

En este sentido, el kit H20-220 Apex Ultima CPU Liquid Cooling de Swiftech está compuesto por un excelente bloque de agua encargado de recoger el calor de la CPU y transferirlo lo más rápidamente posible al agua que circula por el circuito. El acabado de este waterblock está cuidado al detalle y el compuesto térmico que se entrega es de alta calidad.

Además, el kit consta de una bomba de agua, que es la que mueve el líquido en el circuito; así como de un radiador, que es el que extrae el calor del circuito de agua al pasar a través de un entramado de rejillas sobre las que actúan dos ventiladores de 120 mm. El depósito hace las veces de «búfer», que aumenta el volumen de líquido en el circuito y absorbe posibles irregularidades en el flujo del agua a través del sistema. Otro componente esencial es el aditivo para el agua destilada, que hace las veces de anticorrosivo, anticongelante y antialgas.

swiftech01-1

El montaje del sistema es laborioso pero sencillo. Lo más crítico es definir la longitud de cada tramo de tubo para evitar que se queden cortos, así como hacerlos pasar por los orificios de la caja sin que haya dobleces. Una vez montado, hay que llenar el sistema con agua destilada mezclada con el aditivo y hacer que funcione durante unos minutos para que se purgue el aire residual. Habrá que rellenar con más agua hasta que no haya variaciones en el nivel del depósito, con una cantidad de líquido variable dependiendo de la cantidad de tubo que se haya usado para crear el circuito entre la bomba, el depósito, la CPU y el radiador.

Las pruebas se realizaron sobre un procesador Core i7 920 funcionando a prácticamente 800 MHz por encima de su velocidad nominal. Y se realizaron a lo largo de un periodo de más de un mes de funcionamiento, con periodos de inactividad prolongados. En otras otras soluciones de refrigeración líquida observamos «microfugas» incluso en el bloque de agua.

Pero, en este caso, el nivel de líquido en el circuito se mantuvo perfectamente constante sin que se observase la aparición de algas ni corrosión. La temperatura en la CPU también se mantuvo estable, con un máximo de 50 – 60 grados en las pruebas de «estrés» continuado y un valor medio de unos 42 grados. No está mal, sobre todo teniendo en cuenta que se está haciendo overclocking.