Apple AirPort Extreme

Este nuevo dispositivo mantiene una estética muy similar a la de productos recientes como el Mac mini o el Apple TV: forma cuadrada, bordes redondeados, un perfil reducido, un inconfundible color blanco y el excelente acabado de siempre

8 junio 2007

Las bases inalámbricas de Apple hace tiempo que permiten la conexión de toda clase de dispositivos 802.11; así, usuarios de cualquier plataforma, incluso aunque nunca hayan tenido nada de Apple, pueden disfrutar de la cuidada estética de la compañía de la manzana. Metiéndonos de lleno en sus funcionalidades, hay que destacar que cuenta con conectividad inalámbrica 802.11n (compatible con el borrador previo al estándar), así como con las ya conocidas normas 802.11b/g.
Además, como establece 802.11n, dispone de antenas con tecnología MIMO (Multiple In Multiple Out) que permiten ampliar la zona de cobertura de manera significativa. Integrados en el propio dispositivo contamos con un puerto WAN para conexión directa a Internet o redes públicas, y otros tres LAN. Por último, incluye un puerto USB para conectar una impresora o un disco externo para acceder a su contenido vía red.
En cuanto al software integrado, encontramos un potente cortafuegos, con buenas opciones de personalización y una gestión básica del control parental para bloquear, por ejemplo, el acceso a Internet.
La única pega que hemos encontrado es que el proceso de configuración (realmente sencillo, eso sí) ha de realizarse desde una aplicación propietaria (disponible para Mac OS o Windows) y no vía web, como en la mayoría de los puntos de acceso de otros fabricantes reputados.