Apple se enfrenta a una investigación antimonopolio en Estados Unidos

Estados Unidos ha colocado a Apple bajo sospecha de posible comportamiento monopolístico por su reciente negativa a incorporar soporte de Flash de Adobe en sus iPads e iPhones, de acuerdo con informaciones publicadas en el medio The Washington Post

Apple se enfrenta a una investigación antimonopolio en Estados Unidos

5 mayo 2010

Estados Unidos ha colocado a Apple bajo sospecha de posible comportamiento monopolístico por su reciente negativa a incorporar soporte de Flash de Adobe en sus iPads e iPhones, de acuerdo con informaciones publicadas en el medio The Washington Post.

El Ministerio de Justicia y la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos han confirmado sus sospechas al respecto y, en consecuencia, las autoridades del país abrirán una investigación sobre el asunto. El fundamento de las dudas sobre la legalidad del comportamiento de Apple se basan en la hipótesis de que la compañía podría estar limitando la producción de aplicaciones para sus dispositivos móviles con herramientas de terceros.

La semana pasada se produjo un cruce de críticas entre los CEO de Apple, Steve Jobs, y de Adobe, Shantanu Narayen, que se inició con una carta abierta donde Jobs exponía las razones de la decisión de su empresa en contra del soporte de Flash. En ella calificaba la tecnología de Adobe de cerrada, obsoleta para la nueva era de Internet y los móviles, poco segura, inestable y perjudicial para la vida de las baterías.

Narayen contestaba al día siguiente valorando las críticas de Jobs como “cortina de humo” con la que el CEO de Apple querría ocultar las auténticas razones de su decisión, que no serían otras, según el CEO de Adobe, que utilizar la alta aceptación de sus productos iPhone e iPad para fomentar el desarrollo de aplicaciones exclusivas para ellos y retroalimentar así aún más su negocio.

Más concretamente, la decisión de Jobs, no sólo afecta a Flash, sino también a otras herramientas de desarrollo para plataformas cruzadas. De esta forma, podría estar obligando a los desarrolladores a quedarse en exclusiva del lado de su plataforma o seguir dos vías de desarrollo, una para sistemas Apple y otra para el resto, con el consiguiente perjuicio a la competencia y los consumidores.

No debemos olvidar que desde el lanzamiento del producto en 2007, Apple ha superado ya la friolera de 50 millones de unidades vendidas, y las ventas de iPad, introducido en el mercado el 3 de abril han pasado ya del millón. Podo después de que Jobs publicara su carta abierta en el sitio web de Apple, Microsoft daba un nuevo golpe a Adobe respaldando las opiniones de la primera y anunciando que no soportaría Flash en Internet Explorer 9.

Loading...