El binomio ratón-teclado

Cuando hablamos sobre las características de nuestros equipos solemos ignorar elementos tan importantes como los periféricos de entrada. Los teclados, tabletas digitalizadoras, trackballs y ratones, entre otros, son los dispositivos de los que nos servimos para tomar el control de la máquina

El binomio ratón-teclado

3 noviembre 2008

La calidad de estos elementos condiciona considerablemente la experiencia que el usuario puede obtener de su interacción con el ordenador, mejorándola en caso de que el dispositivo tenga la calidad adecuada o, de lo contrario, echándola a perder.

 

Se da además la circunstancia adicional de que estos dispositivos envejecen mejor que el resto del hardware del equipo. Si bien se hace casi imposible usar un mismo ordenador durante más de cinco años por las crecientes demandas de hardware del software, podemos utilizar perfectamente el mismo ratón y teclado durante mucho más tiempo aprovechando todas sus características.

 

Elige el más adecuado

Para este artículo hemos seleccionado cuatro ratones de tecnología láser y cuatro teclados con características distintas pero de extraordinaria calidad. Y es que, aunque pueda parecer que todos son iguales, las diferencias de diseño tanto formal como funcional y tecnológico los hacen más o menos indicados para unos usos u otros, a pesar de lo cual, cualquier de ellos funcionará perfectamente realizando tareas ofimáticas.

 

En todo caso, podríamos hacer cuatro grandes grupos dentro de este mercado. En el gaming, concebido para jugar, se emplean las mejores tecnologías disponibles y los controles más adaptables y configurables. Los ratones suelen ser los que mayor sensibilidad tienen, además de contar con unas tasas de transferencia ligeramente mayores. Casi siempre se conectan al ordenador mediante un cable, siendo minoría los inalámbricos.

 

Los teclados diseñados para este grupo, por su parte, suelen disponer de numerosos botones configurables manualmente para realizar acciones específicas y tecnologías que reducen el tiempo de respuesta desde que pulsamos una tecla hasta que el ordenador recibe la orden de esa pulsación. Suelen igualmente estar concebidos para recibir mucha carga de trabajo, realizados con los mejores materiales y pensados para durar.

 

Fuera del mundo del videojuego los periféricos para jugadores son extraordinariamente útiles en campos como el diseño o el retoque, ya que permiten un mejor manejo de la imagen gracias a las altas sensibilidades de los ratones y un mejor flujo de trabajo debido a las teclas personalizables de los teclados.

 

En la segunda categoría estarían los conjuntos multimedia, pensados para acceder fácilmente al reproductor de vídeo y audio e incluso para navegar por Internet y controlar un ordenador con Media Center desde un cómodo sofá. Estos dispositivos son casi siempre inalámbricos, suelen ser bastante ligeros, manejables y estéticamente muy atractivos, amén de facilitar el acceso a las tareas de uso frecuente sin necesidad de bucear por el ordenador.

 

Una tercera clasificación es la de los dispositivos de uso profesional, como tabletas digitalizadoras, trackballs, teclados impermeabilizados con conjuntos de teclas especializadas, etc. Por último, tendríamos los más extendidos, los periféricos estándar, que no están enfocados directamente hacia ningún campo específico y que pueden variar radicalmente en características y calidad.

 

Elementos a tener en cuenta

Lógicamente, antes de nada debemos tener claro en cuál de los cuatro grupos nos enmarcamos y concretar qué uso queremos hacer del periférico en cuestión. Y es que algunos teclados cuentan con un montón de botones, teclados numéricos e incluso con trackpads como los de los portátiles para poder utilizarlos sin recurrir a un ratón, pero todos estos botones y elementos no serán más que una molestia si no tenemos pensado sacarles partido.

 

Otra cuestión importante es la ergonomía del dispositivo. Para evitar lesiones y dolencias como el síndrome del túnel carpiano es recomendable elegir aquellos que se adapten bien a la mano. En el caso de los teclados, lo ideal es que sean lo más delgados posible y que estén colocados totalmente horizontales.

 

Si además tienen las teclas curvadas y dispuestas en abanico, tendremos menos problemas aún. Los zurdos tienen que tener muy en cuenta si el ratón es totalmente simétrico o si está optimizado para ser usado con la mano izquierda.

 

También es muy común encontrar packs de teclado y ratón. Si tenemos pensado comprar los dos elementos es recomendable estudiar estos packs porque generalmente resulta mucho más económico comprarlos en la misma caja que por separado, además de tener un conjunto armónico que probablemente utilice las mismas estaciones de carga y dispositivos de conexión.

 

Finalmente, es interesante escoger bien la alfombrilla para nuestro ratón. Recordad que por las rígidas (de cristal, metal o policarbonato) se deslizará mejor y más rápido que sobre las blandas de tela y espuma.

 

 

Periféricos de entrada analizados

 

* Logitech DiNovo Edge

 

* Logitech G9

 

* Razer Lachesis Phantom

 

* Microsoft Laser Mouse 8000

 

* A4Tech X750 BF

 

* Steelkeys 6G

 

* Wireless Ent. Desktop 7000

 

* A4Tech X7-G800MU

 

* Otras alternativas válidas

 

 

La opinión de PC Actual: Una decisión muy meditada

Ha sido un placer realizar esta comparativa por la extraordinaria calidad de los productos analizados. Queda claro, tras probar esta selección de dispositivos, que la variedad del mercado obliga al comprador a pensar detenidamente qué uso quiere dar a su ordenador y para qué necesita exactamente un conjunto de ratón y teclado de gama alta.

 

Hemos encontrado productos de espectacular acabado, como el Logitech DiNovo Edge, otros muy versátiles, como el conjunto Microsoft Wireless Entertainment Desktop 7000, y otros muy técnicos, como el teclado Steelkeys 6G o el ratón Razer Lachesis, cuyos altos precios los alejan del gran público para colocarlos en un mercado de usuarios muy exigentes.

 

De entre todos los ratones ha destacado el Logitech G9, que nos generaba cierta desconfianza al principio pero que ha demostrado ser una maravilla en todos los aspectos. También nos ha encantado el A4Tech 750, un ratón de gran calidad a un precio muy atractivo. En cuanto a los teclados, nos ha cautivado el impresionante diseño, acabado y versatilidad del ya mencionado Logitech DiNovo Edge.

 

Hemos encontrado que los dispositivos más versátiles y con mejores prestaciones son los orientados al mercado de los jugadores. De los cuatro ratones láser analizados, los que mejor rendimiento ofrecen en cualquier tarea donde se exija un buen control del puntero son los destinados teóricamente a jugar, tanto por la extraordinaria precisión de los sensores como por la «configurabilidad» y ergonomía de los dispositivos. Eso sí, este tipo de ratón casi siempre tiene cable, lo que puede ser un problema en algunos escritorios.

 

En cuanto a los teclados, si la diferencia entre un ratón bueno y otro malo puede convertir una sesión delante del PC en algo agradable o en un suplicio, las diferencias de rendimiento entre los teclados no son tan apreciables y dependen más de los gustos personales.

 

Actualmente predominan los teclados de sobremesa planos, con teclas de mecanismo en tijera como los de los portátiles, pero hay quien prefiere las teclas altas y voluminosas de la «vieja escuela» o incluso el tacto de los mecanismos de membrana. Destacamos el particular mecanismo del Steelkeys 6G, cuyas teclas carecen de «zona muerta» y tienen un retorno limpio y rápido.

 

Concluyendo, lo que parece claro es que Logitech va un paso por delante del resto en el diseño y fabricación de periféricos, como así demuestran los logos de Producto recomendado obtenidos por los dos dispositivos analizados de la marca. Es cierto que, en algunos casos, su precio está por encima de sus rivales pero esa diferencia está justificada.

 

Y es que invertir algo de dinero extra en un buen periférico de entrada es una de los mejores gastos que se pueden en informática doméstica, ya que son los dispositivos que manipulamos directamente y sentirnos cómodos con ellos mejorará notablemente nuestra relación con la máquina.

 

Lo mejor: A medida

El grado de personalización que nos permite el ratón Logitech G9. Dos carcasas distintas con diferentes formas y acabados, un sistema de distribución de pesos para hacerlo más o menos ligero, cambio de la suavidad de la rueda, cambio con un solo botón de la sensibilidad, e incluso cambio del color del led que informa de la cantidad de dpi del sensor. Todo lo necesario para hacer un ratón a nuestra medida.

 

Lo peor: Mucho software

En la mayoría de los casos, para hacer uso de las funciones especiales de los dispositivos nos veremos obligados a instalar un software específico que se ejecutará siempre en segundo plano con el consiguiente consumo de recursos. En el caso de los dispositivos Logitech tendremos que instalar un programa para cada periférico, en lugar de gestionarlo todo desde el mismo.