Brother MFC-885CW

La impresora multifunción de la firma japonesa es un modelo pequeño y compacto, ideal para pequeños espacios. Destaca la idea de incluir un teléfono inalámbrico en el equipo

2 junio 2008

No ha sido precisamente el modelo que mejores prestaciones nos ha ofrecido durante el banco de pruebas, pero eso no significa que sea un mal producto. La competencia es dura en este aspecto, y el MFC-885CW es visiblemente más lento a la hora de imprimir en cualquiera de las variedades, tanto en modo borrador como en normal o fotográfico. Asimismo, la calidad obtenida es susceptible de mejora, ya que hemos encontrado algunas tonalidades algo apagadas, incluso en modo fotográfico. Probablemente este detalle pueda subsanarse mediante un aumento del contraste a través de software, pero lo cierto es que en igualdad de condiciones de impresión con el resto de productos, esta carencia es apreciable.

 

Sin embargo se trata del equipo multifunción de más reducido tamaño de la comparativa y, probablemente, también del mercado, siempre dentro de su gama. Es incluso más compacto que muchos modelos de impresora que no implemetan escáner o alimentador automático. Además, es increíblemente silencioso, detalle que se pone de manifiesto al lanzar la impresión en modo borrador, mientras que otros modelos resultan realmente estridentes.

 

Su carcasa, de líneas curvas y con un acabado bastante robusto, deja hueco a su izquierda para un teléfono inalámbrico que rompe algo la estética pero es funcional.