Bruselas desvela las líneas maestras de su política antipiratería

La Unión Europea publica el borrador de las negociaciones del polémico Acuerdo Comercial Antifalsificación (ACTA). Los principales puntos del texto parecen apuntar a que no se limitarán derechos de los ciudadanos ni causará a inconvenientes a los consumidores

Bruselas desvela las líneas maestras de su política antipiratería

22 abril 2010

La Unión Europea publica el borrador de las negociaciones del polémico Acuerdo Comercial Antifalsificación (ACTA). Los principales puntos del texto parecen apuntar a que no se limitarán derechos de los ciudadanos ni causará a inconvenientes a los consumidores.

El borrador parece dejar claro que no se exigirá desde Bruselas la obligación a los Gobiernos de la Unión de limitar o cortar el acceso a la Red a los internautas que descarguen archivos protegidos por derechos de autor. Otro punto fundamental del acuerdo alcanzado por las autoridades comunitarias es la necesidad de una autorización judicial para solicitar a los proveedores de acceso a Internet cualquier dato sobre los usuarios que compartan contenido protegido.

Estas negociaciones, que tienen como objetivo alcanzar unos acuerdos fundamentales para proteger los derechos de los creadores en los nuevos escenarios que han surgido tras la eclosión de Internet, no se limita a las fronteras de la Unión. Estados Unidos, Japón o Australia, entre otros países industrializados, también forman parte de esta lucha contra la falsificación y la piratería.