En busca del mejor reproductor multimedia

Desde Windows Media Player hasta QuickTime, pasando por algunas iniciativas basadas en código abierto muy recomendables u otras clásicas como Winamp, os mostramos los reproductores más extendidos en el panorama lúdico

Pablo Montañés

En busca del mejor reproductor multimedia

15 diciembre 2010

Muy lejos quedaron los tiempos en los que los ordenadores no eran capaces de reproducir determinados vídeos con una mínima calidad. Ahora, el PC es un verdadero centro para servir todo tipo de contenidos multimedia, pero, en ocasiones, tenemos que echar mano de varias soluciones para abarcar la ingente cantidad de fuentes existentes. Precisamente, ese es uno de los cometidos de esta comparativa. No solamente ofreceros las aplicaciones más extendidas a escala mundial, sino también aquellas que sean capaces de centralizar en la medida de lo posible esa tarea. En especial, los contenidos basados en vídeo y audio, ya que los de imagen (JPG, GIF, PNG, TIF, etc.) suelen tener asociados programas específicos capaces de gestionarlos con mayor eficacia que estos reproductores.

Una de las premisas que hemos tenido en cuenta para llevar a cabo la selección es que las soluciones fueran gratuitas. Lo hemos conseguido, aunque también hay que saber que algunas de ellas ofrecen variedades de pago que son más completas (no mucho más, salvo contadas excepciones) que las básicas.

Durante el proceso de análisis de estos reproductores hemos notado dos claras tendencias que bien podrían dividirlos en sendos segmentos. Por un lado, aquellos desarrollos que han centrado sus esfuerzos en la reproducción de contenidos disponibles directamente desde Internet, como es el caso de iTunes, Quick­Time, Windows Media Player o RealPlayer, e incluso DivX Player.

Lógicamente, provienen de compañías que necesitan rentabilizar sus inversiones y estos contenidos suponen una importante fuente de ingresos.

Por otro lado, las aplicaciones que llegan de manos de desarrolladores independientes, tanto a nivel personal como en forma de grupos de usuarios, cuyo cometido principal es el de ofrecer soluciones mucho más centradas en los contenidos que tenemos almacenados en las unidades de almacenamiento del ordenador y que o bien hemos descargado previamente desde Internet de forma directa o los hemos generado con nuestros propios medios.

ffdshow-reproductores

La importancia de los códecs

Por desgracia para los usuarios finales, a día de hoy se maneja una amplísima variedad de formatos y códecs, especialmente de vídeo, pero también de audio. Un ordenador con el sistema operativo recién instalado tendrá dificultades para reproducir determinados formatos y es aquí donde mucha gente suele acusar problemas de diversa índole.

El tema es que la elección de los códecs (codificador/descodificador) es, probablemente, la tarea más importante cuando comenzamos con un nuevo PC o hemos reinstalado el sistema. En Internet, existen multitud de sitios que ofrecen la descarga de paquetes que engloban diversos conjuntos de estos algoritmos, pero conviene tener en cuenta que la gran mayoría de los que se incluyen no serán utilizados nunca. Además, también hay que pensar que pueden llegar con algún tipo de malware, por lo que es fundamental ser muy selectivo en este sentido.

media-player-reproductores_640_width_scale

Desde aquí, recomendamos el paquete K-Lite Codec Pack Basic, que ofrece los códecs justos y necesarios, así como una sencilla, pero completa configuración de los filtros de postprocesado de la señal de vídeo FFDShow, los cuales son de vital importancia para mejorar la calidad de la reproducción. Existen otras versiones más completas de este paquete de códecs, no obstante, insistimos, la básica es la mejor opción para la inmensa mayoría de los usuarios. Se puede descargar desde la dirección web www.codecguide.com.

Ya que hemos sacado el tema de FFDShow (http://sourceforge.net/projects/ffdshow) conviene explicar que se trata de una serie de filtros de procesador de la señal una vez que se ha descodificado por parte del reproductor. Funciona especialmente bien con ficheros basados en MPEG-4, como es el caso de DivX, XviD o AVC (H.264). Cualquier reproductor que haga uso de la arquitectura DirectShow o VFW en sistemas Windows podrá sacar el mejor partido de esta iniciativa. En determinados casos, será necesario acudir a las opciones de configuración del reproductor para activar este postprocesado de la señal de vídeo y audio.

El banco de pruebas

Durante el proceso de análisis de los once reproductores que os presentamos en estas páginas, la visualización de vídeos en alta definición con el formato AVCHD (generados con una videocámara de Sony) ha tenido un importante peso para extraer algunas conclusiones. Es uno de los formatos del futuro, pero también uno de los que ponen en más aprietos a este tipo de software en iguales condiciones de hardware. En este sentido, alguna de las aplicaciones directamente no ha sido capaz de reconocer este formato, tal y como aparece en la tabla de características.

pruebas-reproductores

Otro apartado que hemos analizado es el consumo de recursos, más concretamente el de memoria del sistema. Es aquí donde se nota el nivel de depuración del código al que se han tenido que enfrentar los desarrolladores. De nuevo, muchas de las iniciativas que llegan de comunidades de desarrolladores o proyectos GNU GPL son las que mejores datos reflejan en el consumo de memoria, mientras que las aplicaciones provenientes de grandes compañías suelen arrojar consumos elevados. Hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, el uso de estos reproductores, en especial a la hora de escuchar audio, se lleva a cabo en combinación con otras tareas en el ordenador, por lo que la reducción en el consumo de recursos es imprescindible, en especial en aquellas máquinas que no son demasiado potentes.

Por otro lado, también hemos evaluado la facilidad de uso de estos reproductores, así como la capacidad que tienen para abarcar el mayor número de formatos posible, algo que facilita a los usuarios esos momentos lúdicos frente al PC.

La opinión de PC Actual: Diferentes evoluciones

Mientras que algunos reproductores han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, otros no han progresado al nivel que se esperaba de ellos. Como adelantábamos en la introducción de esta comparativa, son varios los reproductores que se han diseñado desde tempranas versiones para sacar el máximo potencial a la Web o bien se han ido adaptando a ella; otros, se han mantenido fieles a sus ideales tratando de permitir a los usuarios la reproducción de todos los contenidos que dispongan en sus unidades de almacenamiento.
Las mejores propuestas

Microsoft Windows Media Player ha sido uno de los casos en los que sus desarrolladores han sabido hacer evolucionar la aplicación hacia Internet. Es cierto que se han olvidado de la vertiente de contenidos locales, pero, gracias al apoyo interno de la mayor compañía de software del mundo y aun cuando tiene algunos defectos que siguen sin estar pulidos, le hemos otorgado el galardón de Producto recomendado. Es la opción de muchos usuarios que no quieren complicarse la vida instalando nuevas aplicaciones o bien no disponen de los suficientes conocimientos para pasarse a un nuevo reproductor sin morir en el intento. Además, se integra a la perfección con aquellos códecs y filtros relacionados con DirectShow, como es el caso de FFDShow, por lo que la instalación de estos componentes es el único requisito para disfrutar prácticamente de cualquier contenido multimedia.

Sin embargo, éstas y otras características no le han permitido al reproductor de Windows situarse en lo más alto, bajo nuestro punto de vista. Esa posición se la hemos adjudicado a la iniciativa bajo licencia GNU GPL VLC Media Player, que lo tiene todo, o casi todo, para ser la mejor opción de una gran cantidad de usuarios. Y es que esta herramienta se ha ganado varias distinciones a pulso, como es el caso de ser el primer desarrollo capaz de soportar reproducción de DVD en plataformas Linux. Por otro lado, aunque utiliza las librerías libavcodec pertenecientes al proyecto FFmpeg, también aporta sus propios códecs y, honestamente, no lo hace precisamente mal. Incluso se ha creado una versión móvil que puede ejecutarse directamente desde un pendrive sin necesidad de instalaciones previas.
A la zaga les van...

Un peldaño más abajo se ha situado DivX Plus Player, que, después de algunos momentos turbulentos, ha sabido rehacerse y volver a la escena informática a través de un muy buen desarrollo. Buena parte del éxito de esta iniciativa parte del códec con el mismo nombre, que durante años ha sido un referente gracias a su relación compresión/calidad, pero que ha sido lastrado por el componente comercial a la hora de crear ficheros con este formato. De no haber sido así, nos encontraríamos en estos momentos ante el mejor reproductor multimedia y el mejor códec de compresión.

Otra de las alternativas que siempre han sido de nuestro agrado es Media Player Classic, un antiguo software que llegó para imitar a Windows Media Player 6.4, pero reduciendo a la mínima expresión los recursos consumidos. Esta filosofía se ha mantenido con la nueva generación Media Player Classic Home Cinema y es otro de los productos que ofrecen una gran cantidad de opciones de reproducción a través de filtros.

Lo mejor: Códecs, consumo y plataformas

Una buena selección de códecs para Windows permite, en la mayoría de casos, reproducir los formatos disponibles en Internet. Nosotros recomendamos el paquete K-Lite Codec Pack. Aunque no es el más completo, SMPlayer consume tan solo 35 Mbytes durante la reproducción de vídeo HD, todo un logro. VideoLAN ha extendido su reproductor a diversas plataformas sin que por ello se reduzca la calidad de reproducción.

mejor-reproductores
peor-reproductores

Lo peor: Apple y sus manías

Las diversas propuestas de Apple, que siguen apostando por sus propios formatos y tecnologías sin prestar demasiada atención a otras mucho más extendidas.
El poco recorrido que ha experimentado Winamp durante su última etapa, un reproductor que en su día fue líder indiscutible en la reproducción de audio.
Algo parecido le ha ocurrido a RealPlayer, que siempre había estado a la par con el estándar Flash en cuanto a presencia en el mercado de PC, pero que ahora no pasa por su mejor momento.