Cada foto en su sitio

Para mantener ordenadas nuestras colecciones de fotografías, realizar algún retoques y compartirlas no tenemos por qué desembolsar ni un euro

Cada foto en su sitio

3 abril 2009

Estas aplicaciones para organizar nuestras colecciones de forma gratuita están pensadas para usuarios que no quieren gastarse un euro porque no necesitan hacer grandes retoques, pero sí mantener organizadas sus colecciones de imágenes y crear algún que otro álbum para compartirlo con familia y amigos. Y es que, si bien hace unos pocos años este tipo de programas solían ser igualmente comerciales, la evolución ha hecho que las cosas cambien.

 

Replanteándose los productos

Hace más de dos años que hicimos la última comparativa de software de gestión de imágenes y, desde entonces, como decimos, muchas cosas han cambiado. Al auge de las cámaras digitales y la inevitable cantidad de fotos almacenadas en nuestros discos duros se han añadido las posibilidades de la banda ancha, la Web 2.0. y las aplicaciones asociadas a ella.

 

Así, firmas eminentemente conocidas y comerciales, como puedan ser Adobe o Magix, se han replanteado su gama de productos dedicados a las fotografías (una de las grandes protagonistas de la Red). Tratar de seguir vendiendo un software para organizar las fotos, hacerles pequeños retoques y crear álbumes que luego subimos a Internet resultaría absurdo cuando se trata de acciones que bien se pueden realizar gracias a cientos (si no miles) de aplicaciones gratuitas que pululan por la Web.

 

El resultado obvio es que han decidido ofrecer estos productos de forma gratuita, aunque descargándolos de las opciones más «jugosas», como pueden ser la creación de proyectos del tipo calendarios, tarjetas de felicitación, etc., que ahora sólo se ofrecen previo pago en sus herramientas comerciales inmediatamente superiores (y que serían básicamente las que vimos el mes pasado).

 

Otros como Corel o H&M Software han hecho lo propio, pero ofreciendo versiones capadas de sus programas comerciales, algo que hemos censurado en nuestras valoraciones. Incluso, en el caso de Corel MediaOne Starter, lo descartamos de la comparativa al ver que, desde un principio, no disimulaba lo más mínimo estas intenciones.

 

Herramientas de coste cero

Y es que nuestra intención era ofreceros herramientas totalmente gratuitas, lo cual ha centrado nuestra elección a favor de los nueve productos que tenéis a continuación; aunque tras su análisis descubriéramos que alguno más no andaba muy lejos de las intenciones mostradas por el software de Corel (de forma mucho más disimulada, eso sí).

 

Entre nuestros «elegidos para la gloria», encontramos también varias herramientas que podríamos denominar de carácter amateur, es decir, con una clara vocación freeware, de producto hecho por una sola persona o por un pequeño estudio de desarrollo; aunque en algunos casos también hayamos visto un afán de vendernos una versión más avanzada o completa.

 

Se quedaron fuera, además del mencionado Corel MediaOne, otros tan importantes como Flickr por tratarse de una herramienta con un carácter diferente. Es evidente que hay aplicaciones on-line como ésta y la propia Picasa Web Albums (hermana de la aquí analizada) que permiten gestionar y publicar nuestras fotos, pero no lo es menos que la titánica tarea de gestionar las miles de imágenes que podemos llegar a hacer a lo largo de los meses debe recaer a cargo de una aplicación instalada de forma local en el PC. Y si encima existen limitaciones en la cantidad de fotos, como las que impone la versión gratuita de Flickr, la exclusión nos parece más que justificada.

 

Funciones on-line

Sin embargo, que hayamos desechado aplicaciones que gestionen las fotos de forma remota no significa ni mucho menos que dejemos de lado la vinculación con Internet. De hecho, como comentábamos, hoy día resulta fundamental que las imágenes se puedan subir a páginas donde se compartan con los amigos, incluyendo redes sociales como la pujante Facebook. Por eso, ésta ha sido una de las funciones que más hemos valorado a la hora de puntuar las aplicaciones analizadas, aunque desde luego no la única.

 

La sencillez a la hora de manejarse con la interfaz, las posibilidades de visualizar las fotos de forma más o menos rápida (y en diferentes tamaños), la de clasificarlas con etiquetas, descriptores, categorías, etc., las facilidades para buscar las imágenes y su rapidez, las opciones de impresión y backup y las de retoque fotográfico incluidas son algunos de los criterios que hemos utilizado para evaluar las nueve herramientas.

 

Para poner todo esto a prueba, preparamos una carpeta con 192 fotos de un viaje y nos propusimos crear un álbum con ellas, asignarle las etiquetas y descriptores más adecuados, visualizarlas en forma de diapositivas y tratar de ver qué podíamos hacer para exportarlas, ya fuera en un CD, a través de Internet, como álbumes HTML o de cualquier otra forma.

 

Más posibilidades

Y es que las funciones extra merecen un capítulo aparte y han sido determinantes en nuestras puntuaciones. En primer lugar, debemos tener en cuenta que no estamos hablando solo de fotos, aunque éstas sí sean las protagonistas principales.

 

La mayoría de herramientas analizadas permiten gestionar nuestros medios digitales, es decir, también nuestros vídeos y/o música, lo que hace que incorporen opciones diferentes que pueden resultar atractivas, aunque, en nuestro caso, no las hayamos considerado determinantes.

 

Por otro lado, como ya hemos comentado, el recorte de funciones sufrido por algunos programas (la mayoría se han mostrado bastante «rácanos» a la hora de permitir realizar proyectos con nuestras fotografías) para lanzarlos al ámbito de lo gratuito ha hecho que, precisamente, las funciones «adicionales» hayan servido para diferenciar bastante unas herramientas de otras. Los detalles y las conclusiones, como siempre, en nuestra página de opinión.

 

Opciones profesionales

Hemos recalcado que estamos hablando de herramientas gratuitas en buena parte porque están dirigidas a usuarios que no necesitan hacer grandes cosas con sus fotos más allá de mantenerlas en orden y realizar pequeños retoques. Sin embargo, el ámbito profesional es lógicamente diferente y conviene destacar que la evolución del mercado de la que hemos hablado también ha hecho que hubiera importantes cambios en este campo.

 

Así, se han popularizado las aplicaciones que permiten controlar todo el flujo de trabajo con las imágenes desde la importación al ordenador hasta la salida. De este modo, los fotógrafos cuentan con una sola herramienta para organizar sus fotos, editarlas (con amplias opciones de corrección de imágenes, pero sin pasar al ámbito del diseño gráfico) y crear proyectos con ellas, facilitando en mucho su trabajo sobre todo en agilidad.

 

En este ámbito, dos gigantes mantienen una lucha sin cuartel a través de Adobe Lightroom (www.adobe.com/es/products/photoshoplightroom) y Apple Aperture (www.apple.com/es/aperture) ambos en su segunda versión y sólo disponible para Mac el segundo de ellos. Se trata de completas herramientas que deberíamos conocer si nuestras intenciones van más allá de las declaradas en esta comparativa.

 

 

Software de gestión de imágenes analizados

 

* Photoshop Album Starter Ed. 3.2

 

* EvilFOTO Namibia B7

 

* FastStone Image Viewer 3.2

 

* Picasa 3

 

* StudioLine PhotoBasic 3

 

* Magix Foto Manager 2008

 

* PicaJet Free Edition 2.5

 

* Pictomio 1.2

 

* XnView 1.95 

 

 

La opinión de PC Actual: no pierdas ni una foto

Antes de nada, es justo decir que todos y cada uno de los programas analizados podrían servir para nuestro fin: mantener nuestras fotos (y no sólo fotos) organizadas. Y es que, aunque hay programas para todos los gustos, todos ellos realizan esta labor con suficiente solvencia y es, en la forma particular de hacerlo, y, sobre todo, en los extras donde encontramos las diferencias que han determinado nuestras valoraciones.

 

Comenzamos, como suele ser habitual, por nuestros favoritos. El ganador de la comparativa ha sido Google Picasa 3, un ejemplo de que el gigante de las búsquedas también sabe hacer las cosas bien cuando de trata de software local. Aunque, lamentablemente, a fecha de nuestras pruebas, la versión 3 aún estaba en inglés, preferimos probar esta última (en vez de la 2.7, que sí está en castellano) y así comprobar sus novedades, teniendo en cuenta que no tardará mucho en traducirse.

 

El resultado es excelente y merecedor de nuestro galardón de Producto Recomendado (y Compra Recomendada, en este caso, por aquello del coste cero) por su mezcla idónea de sencillez de manejo y amplias posibilidades, sin descuidar (como era previsible) la parte on-line.

 

Le sigue de cerca Adobe Photoshop Album Starter Edition 3.2, que mantiene las excelentes características de la versión comercial, habiendo perdido sólo la parte de proyectos (tarjetas, postales, etc.) que quizá le hubiera dado la victoria en la comparativa.

 

Un escalón más abajo tendríamos a Pictomio 1.2, una rara avis proveniente del ámbito Web 2.0 y que destaca por sus efectos 3D para visualizar las fotos o realizar presentaciones espectaculares. Si no fuera porque carece de otros muchos elementos más convencionales, hubiera sido otro duro competidor de Picasa.

 

Por su parte, EvilFOTO Namibia B7 es otro caso aparte (una ruta de menú como Herramientas/Puñetas/Escuchar MP3 deja bien claro su «carácter especial»), que puede merecer la pena si tenemos posibilidad de dedicarle el tiempo necesario para trastear con él y leernos la mucha información existente.

 

También con carácter de herramienta amateur tenemos a XnView 1.95 y FastStone Image Viewer 3.2, los dos únicos programas que prescinden de la categorización de las fotos en álbumes a favor de la organización por carpetas, una opción para nada desdeñable si ya contamos con un montón de éstas que organizar.

 

Y para el final hemos dejado a Magix Foto Manager 2008, StudioLine PhotoBasic 3 y PicaJet Free Edition 2.5, herramientas que se ofrecen como gratuitas, pero, de forma más o menos disimulada, pronto dejan al descubierto el hecho de ser versiones capadas de programas comerciales que se ofrecen con fines de prueba e intención de hacernos pasar por caja. No son malas aplicaciones, pero, habiendo otras mejores y con un carácter mucho más altruista, no son recomendables.

 

Si aún estás dudando, la conclusión es sencilla: reléete los análisis, cógete nuestro DVD e instálate los dos, tres, cuatro o cinco programas entre los que tengas dudas (ojo, que te permitan hacer lo que tú quieras, por ejemplo grabar CD o imprimir hojas de contactos); échales un vistazo y quédate con el que te sientas más cómodo.

 

Lo mejor: Las diferencias están en los extras

Casi todos cumplen su función de mantener las fotos organizadas, diferenciándose sobre todo en los extras. Algunos ofrecen un montón de opciones impensables hace unos años en un producto gratuito, incluyendo posibilidad de geoposicionar nuestras tomas. Casi todos permiten realizar retoques fotográficos básicos a coste cero.

 

Lo peor: Versiones capadas

La gratuidad ha hecho que se pierda la posibilidad de crear proyectos como tarjetas de felicitación, etc. La cantidad de iconos o de funciones disponibles en algunos de los productos analizados hace que sean bastante complicados al primer contacto y muy empinada su curva de aprendizaje. Que algunos de ellos, a pesar de ser gratuitos, desvelen tras un rato de uso, que no son sino herramientas capadas que tratan de vendernos la versión comercial.

Temas Relacionados
Loading...