Canguros digitales para padres despistados

Pikavú es un localizador infantil que presenta el aspecto (y función) de un reloj de muñeca con GPS incorporado, que permite al adulto situar al niño en diez segundos antes de que se ponga en peligro gracias a un receptor portable

Canguros digitales para padres despistados

15 diciembre 2009

Llega Pikavú, un localizador para niños consistente en un reloj con GPS y un receptor portable, con lo que los padres podrán encontrar a su niño antes de que éste se dé cuenta de que se ha extraviado y evitar esas posibles y cotidianas situaciones de angustia que se producen cuando los niños pequeños se pierden de vista en espacios abiertos, como el parque o la playa, o en lugares con grandes aglomeraciones de público, como espectáculos o un centro comercial.

Pikavú es una novedad mundial presentada en Sevilla hace pocos días, y dicen sus desarrolladores de Vision Sistemas de Localización que es el más rápido y el más seguro del mercado, ya que «el niño siempre es localizable, aunque se encuentre en una zona sin cobertura de GPS. Gracias a sus cuatro sistemas de posicionamiento (SBAS-GPS, indoorVision, VisionCellid y T-GSM), en tan sólo diez segundos se puede localizar la posición del niño, y si no hay cobertura, el dispositivo buscará automáticamente uno de los sistemas de localización alternativos».

Consta de un GPS disimulado en un reloj normal de diseño infantil para que el niño lo lleve contento (eso sí en los dos colores clásicos de azul o rosa), y de un receptor portable para el adulto que le acompaña, que le permite localizar al pequeño rápidamente en la pantalla. Reloj y receptor se comunican directamente, sin límite de distancia.

El aparato es resistente al agua y a los golpes y viene con cierre de seguridad, para que el niño no se lo pueda quitar, ni tampoco otras personas. Dispone de un botón de alerta, que si se pulsa durante cinco segundos, hace saltar una alarma en el receptor del adulto. El reloj Pikavú es ligero (pesa sólo 36 gramos), y tiene una autonomía de 3,5 días, ampliable hasta 4,5 si se activa el sistema de ahorro de batería. Mientras que el receptor funciona con baterías recargables de litio-ion, y hay un cargador incluido en el pack.

Este receptor portable está dotado de una pantalla táctil de 4,2” y muestra la portador del reloj en unas coordenadas espaciales. «El equipo creador de Pikavú es consciente de que, en momentos de nerviosismo, es esencial proporcionar a los padres un equipo rápido y fácil de usar, dotado de una interfaz intuitiva; es por esto que el receptor está específicamente diseñado para localizar al niño lo más rápido posible, incluso en sitios donde no hay calles o no existen mapas disponibles, como por ejemplo, en un parque, o en la playa: en ese caso, una flecha indicará al adulto hacia dónde tiene que moverse para encontrar al pequeño», declaran fuentes de la empresa Vision Sistemas de Localización. «Aun así, se incluyen mapas de cualquier parte del mundo, que el receptor puede descargar automáticamente cuando se localiza al niño».

El manejo de Pikavú es extremadamente sencillo: sólo hay que pulsar el botón «localizar» del receptor portable y en la pantalla aparecerá la posición exacta del niño que lleva puesto el reloj. Su precio es de 990 euros y está ya a la venta a través de la propia web www.pikavu.com, o por teléfono llamando al (+34) 95 446 09 92. Los clientes tienen quince días de prueba y dos años de garantía, como dice la ley.

Vision Sistemas de Localización ya había sacado en 2004 el Keruve, un localizador familiar directo especializado para personas con alzhéimer. En 2009, el lanzamiento de Pikavú supone la aplicación de esa experiencia a la localización infantil, motivada por las solicitudes recibidas de cientos de padres.

Temas Relacionados
Loading...