Centrino 2 ha llegado

Han pasado ya cinco años desde la aparición de Centrino, tras de los cuales se presenta una nueva versión más renovada, que incluye, principalmente, mayores prestaciones, mejores gráficos y un consumo optimizado

Centrino 2 ha llegado

15 octubre 2008

En 2003, Intel lanzó la primera versión de su plataforma para portátiles y en aquellos primeros momentos era toda una incógnita saber qué supondría para el mercado. Hasta ese momento, todos estábamos acostumbrados a oír hablar del procesador que integraba un determinado portátil, dejando en segundo plano la memoria o el disco duro, y poco más.

Intel logró cambiar eso con Centrino. Logró que el cliente de la calle identificase inmediatamente la pegatina de Centrino con movilidad, un sello que permitía saber que lo que compraba pertenecía a una nueva generación de portátiles que contaba con toda la tecnología de Intel en ese campo, y por supuesto, con la incipiente conectividad WiFi.

Pero cinco años es un mundo en la informática personal, y realmente sorprende que Intel haya tardado tanto en presentar una nueva versión de su plataforma. Esto es aún más interesante porque, en realidad, Centrino nunca dejó de evolucionar. Así, bajo su marca hemos ido viendo pasar de los primeros Pentium M a los Core Duo y Core 2 Duo, cada uno con sus correspondientes chipsets y sucesivos controladores inalámbricos para soportar las redes WiFi aparecidas desde entonces.

¿Qué aporta Centrino 2?

Lo primero que hemos de puntualizar es que Centrino 2 (conocido con el nombre en clave de Montevina), como su antecesora, no es más que el nombre de una plataforma que garantiza la presencia de unos determinados procesadores, chipsets y controladores inalámbricos de Intel, pudiendo encontrar portátiles con diferentes configuraciones en el apartado gráfico, y dejando total libertad al fabricante para decidir en aspectos como la cantidad de RAM o el tipo/tamaño del disco duro.

Dicho esto, lo primero que estaremos seguros de encontrar es un procesador Intel Core 2 Duo con tecnología de fabricación de 45 nm, más concretamente perteneciente a la segunda generación de Penryn, que funciona con un bus de sistema de 1.066 MHz. Los primeros en presentarse tendrán velocidades entre 2,26 y 2,8 GHz, aunque se espera que a principios de 2009, e incluso antes, podamos ver modelos funcionando a más de 3 GHz, e incluso Core 2 Extreme, los primeros Intel con cuatro núcleos para equipos portátiles.

Lo que está claro es que se ha trabajado muy duro para reducir el consumo energético. Así, el de los primeros modelos rondará los 35 vatios, aunque habrá versiones específicas de 25, e incluso se habla de modelos de ultra bajo consumo con cifras inferiores a 10 vatios (aunque está por confirmar). En cualquier caso, muchos de los procesadores incluirán nada menos que 6 Mbytes de caché de segundo nivel, como el T9400 del primer Asus Centrino 2 en pasar por nuestro Laboratorio.

La segunda novedad es la que atañe al chipset, de nombre en clave Cantiga, y que podremos ver bajo los modelos GL40/GS45/GM45/GM47 o PM45, dependiendo del tipo de gráficos integrados o la orientación del producto (profesional, consumo o ultraportátil).

Estos chipsets, además de estar preparados para trabajar con el nuevo bus de 1.066 MHz y contar con soporte para memoria Robson 2.0, integrarán en muchos casos el motor gráfico Intel GMA X4500 que, según se adelanta, triplicará en rendimiento al X3100 que hemos visto hasta la fecha en las soluciones de alta integración. Además, incluirá soporte para DirectX 10, permitirá la reproducción de películas HD de manera nativa (sin apenas consumir recursos de CPU) y contará con soporte para conectores DisplayPort (la alternativa libre de royalties a HDMI).

Conectividad inalámbrica

Por último, en Centrino 2 también encontraremos un controlador WiFi de la serie 5100/5300 de Intel, con soporte para el borrador de 802.11n o WiMAX. Se prevé incluso la aparición de modelos de la gama 5150/5350 que serán controladoras inalámbricas duales, con soporte para ambos estándares. Aunque, dado que en España (y Europa) apenas hemos visto WiMAX funcionando (tecnología que Intel apadrinó casi desde el comienzo), probablemente veamos pocas soluciones de esta clase por el momento.

Lo que sí se mantienen son las versiones vPro para Centrino 2 que integran, como en el caso de los PC de sobremesa vPro, las tecnologías desarrolladas por Intel exclusivamente para el mercado profesional. Se trata de sistemas enfocados al administrador de sistemas por una parte y al usuario profesional de esas máquinas por otra. Al primero le facilita la gestión y tratamiento de los PC instalados y al segundo le ofrece soluciones específicas, como mayor seguridad para la información.

En todo caso, aunque ya hemos tenido la oportunidad de tener el primer Centrino 2 en nuestras manos, no será hasta después del verano cuando veamos las primeras unidades en las tiendas. Según parece, Intel tuvo algunos problemas con el motor gráfico integrado, así como con el nuevo apartado inalámbrico, aunque en este caso por fallos en la documentación y la colocación de cierta clase de antenas.

Estos problemas han retrasado la presentación de la plataforma, aunque también habría que tener en cuenta lo mucho que ha afectado a Intel la escasa acogida que aún tiene WiMAX en Europa, y el excesivo tiempo que se está tardando en ratificar el estándar 802.11n.