Los cibercriminales llegan a Inbox, de Gmail

27 octubre 2014

Todas las novedades del mundo de la tecnología sirven para que los cibercriminales puedan captar a nuevos objetivos a los que atacar. Es lo que ha ocurrido con Inbox de Gmail, el nuevo servicio de correo electrónico al que solo se puede acceder con invitación.

Google ha decidido comenzar a crear el denominado hype, o la expectación, en los usuarios que ya quieren probar la nueva aplicación Inbox de correo electrónico. En lugar de lanzar la aplicación para que cualquier usuario la descargue, la instale, y decida dejar de usarla, han permitido que solo algunos usuarios tengan acceso a esta aplicación. Se puede acceder por medio de una invitación, que a su vez se puede conseguir enviando un email a inbox@gmail.com. No nos aseguran la invitación, pero se nos dice que la enviarán cuando sea posible.

Hasta aquí todo bien, pero ya sabemos lo que ocurre en Internet con un nuevo servicio que va por invitación, y es que los usuarios quieren conseguir una de esas invitaciones cuanto antes. Y es precisamente de esto de lo que se han aprovechado los ciberdelincuentes. La Guardia Civil, a través de su cuenta de Twitter, se ha hecho eco de este fenómeno para alertar a los usuarios de que se está engañando a las personas, bajo el pretexto de conseguir una de estas invitaciones. Se están solicitando datos que ni tendríamos por qué dar, ni nos ayudarán a conseguir la invitación, pues no es más que una estafa. Estos datos podrían ser utilizados más tarde para enviarnos publicidad, suscribirnos a servicios de publicidad móvil, o incluso para tratar de acceder a nuestras cuentas bancarias.

Se venden invitaciones por más de 100 euros

Pero claro, uno ya no sabe si es mejor que los usuarios busquen captar datos de los usuarios ofreciendo una falsa invitación, o que paguen dinero por invitaciones reales. Y es que, ya se están vendiendo en sitios como eBay invitaciones para que los usuarios consigan acceder a Inbox. Sus precios son realmente altos. 100 dólares es lo que nos cuesta una invitación, a lo que habría que sumar los gastos de envío y los de exportación, algo que nos extraña en un producto de este tipo. Pero si los usuarios están dispuestos a ganar dinero con una invitación para este servicio, tampoco es raro que hayan decidido engañar a la gente incluso con los gastos de exportación.

No caer en la trampa

Como es obvio, debemos huir de todo este tipo de engaños que solo buscan beneficiarse a costa de los usuarios que tienen buenas intenciones. Actualmente solo existe un medio oficial para conseguir una invitación: enviar un correo electrónico a inbox@gmail.com. Además de esto, podemos conseguir una invitación si otro usuario nos la envía, pero para eso solo necesita nuestro correo electrónico, algo que no entraña demasiado peligro. Eso sí, tengamos siempre en cuenta que si un usuario pide más datos, es mejor evitarlo.

Loading...