Cofiman 8258d

Este equipo destaca por el microprocesador Intel que le permite alcanzar grandes velocidades, por la calidad de la imagen aunque la ausencia de Bluetooth, las deficiencias de sonido y el pobre material del que está compuesto bajan su calificación

14 agosto 2007

Nos encontramos ante uno de los equipos que mejor se ha comportado en las pruebas de nuestro Laboratorio. Y es que la configuración hardware de la que goza este producto se revela como una de las más potentes de toda la comparativa.
El microprocesador Intel utilizado es de los más altos, con una velocidad que alcanza los 2,33 GHz para cada uno de los dos núcleos de los que dispone, y eso se nota en las notas que alcanza en cada uno de los benchmarks y, cómo no, en la experiencia de usuario de Vista.
La tarjeta gráfica, a pesar de pertenecer a la anterior familia de AMDATI, cumple su cometido con creces, superando los 1.800 puntos en el exigente test 3DMark06. Sin embargo, debemos ser también justos y contemplar otro tipo de detalles para valorar el resultado global.
El material empleado en su construcción es bastante mediocre y, sobre todo, el calor disipado por el portátil se propaga a través de algunas zonas críticas, como por ejemplo la ranura para tarjetas PCMCIA o el reposa muñecas del teclado, que adquieren unas temperaturas a todas luces demasiado elevadas.
La ausencia de Bluetooth resta versatilidad al conjunto y la calidad de sonido proporcionada por los altavoces estéreo incorporados es media, aunque destacamos la incorporación de un subwoofer inferior que proporciona una mejor experiencia sonora.