Cómo empezar en SOA ganando en rentabilidad

La arquitectura orientada a servicios (SOA) define la utilización de servicios web para dar soporte a los requisitos del negocio, pudiendo los administradores de sistemas identificar en cada momento los que sean de más valor (por ser más rentables o por ser imprescindibles) y ajustar así los requisitos de demanda

Cómo empezar en SOA ganando en rentabilidad

16 septiembre 2009

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

Creo que casi todo el mundo está convencido en el sector IT de las ventajas que SOA aporta al negocio: flexibilidad, mayor integración de negocio e IT, reutilización, más rapidez en la innovación, etc. Pero, en muchas empresas el paso de la situación actual a la situación SOA implica varias dificultades, entre ellas la justificación económica clara de algunos intangibles.

La Arquitectura Orientada a Servicios (en inglés Service Oriented Architecture, SOA), es un concepto de arquitectura de software basado en capas que proporciona una metodología de trabajo para documentar las capacidades de negocio y dar soporte específico a las actividades de integración y consolidación, permitiendo a su vez la creación de sistemas altamente escalables que reflejan el negocio de la organización. A su vez brinda una forma estándar de exposición e invocación de servicios (comúnmente pero no exclusivamente servicios web), lo cual facilita la interacción entre diferentes sistemas propios o de terceros.

Uno de los primeros pasos hacia SOA supone definir claramente los procesos de negocio, algo que no en todas las compañías está tan claro que se conozcan más allá del usuario y el departamento que los ejecuta en el día a día; y esto requiere una inversión.

Nuestra propuesta en el roadmap del paso a un proyecto SOA es implementar a la vez un análisis de la rentabilidad que nos permita, de paso, mejorar de forma inmediata la eficiencia de los procesos de negocio y, a la vez, que el responsable financiero, el de producción, etc., conozca mucho mejor dónde mejorar el beneficio de sus operaciones.

Profitability Analysis basado en servicios

Casi todas las compañías tienen implementado algún sistema de contabilidad analítica basado en costes y rentabilidad, y casi todos sabemos cómo se hacen los repartos en estos sistemas. Si tengo diez clientes y un coste de facturación interna de mil, en ciertos casos se reparte por criterios como: «divide el coste entre el número de clientes» o «divide el coste entre el número de facturas».

Este tipo de reparto tradicional no tiene en cuenta las actividades o servicios reales que empleamos. Por ejemplo, el cliente A quizás nos pide que le enviemos las facturas por EDI, esto ha supuesto un coste para nosotros y adicionalmente nos cuesta cobrar sus facturas con numerosas incidencias de nuestro call center de reclamación de cobros.

El cliente B, además, nos implica a veces reclamaciones jurídicas y el C, en cambio, no hace nada de todo esto. Si asignamos a todos los servicios o actividades que intervienen en un proceso de negocio un coste real, podremos obtener el coste real del proceso de negocio que incluye todas estas actividades.

No sólo esto, sino que podremos ver qué actividades o servicios son los más consumidos y podremos entonces simular mejor lo qué pasaría si hacemos un cambio en este servicio y qué ahorro inmediato podríamos obtener.

Reparto ABC

Esto es conocido en el entorno financiero como Activity Based Costing (ABC) desde hace años y es utilizado, sobre todo, en empresas de banca y telecomunicaciones para saber el coste/beneficio real por cliente. Asimismo, puede utilizarse en departamentos de producción y, en general, en cualquier actividad de la compañía para tener una foto más real de dónde optimizar los servicios que influyen en mis procesos de negocio.

Pero, es ahora con SOA, donde podemos aprovechar para implantar un sistema ABC, no sólo a nivel de reingeniería de procesos sino integrado con nuestros sistemas de información, y aprovechar esta implantación ABC para tener nuestro catálogo de servicios SOA de cara al futuro.

En nuestro caso, Realtech lo hace utilizando las herramientas de Activity Based Costing de SAP, SAP PCM (Profitability and Cost Management, proveniente del antiguo ALG de Business Objects), que permiten definir las actividades (pensando ya en servicios SOA), su implicación en los procesos, las reglas de utilización y obtener directamente de los sistemas SAP o no SAP lo realizado para hacer el reparto de costes y beneficio correcto; y poder así analizar las mejoras.

Mi recomendación al director de sistemas: «Haga una presentación de las herramientas de ABC al director general, al financiero o al de producción y obtenga un catálogo (si puede en formato BPMN) de sus servicios y actividades en sus procesos de negocio. Mejore la visión de la rentabilidad de sus procesos a la vez que crea un catálogo SOA para la siguiente fase».

Por José Pablo de Pedro, director general de Realtech