Conceptronic Grab'n'Go

Un auténtico centro de ocio para tenerlo junto al televisor. El dispositivo que analizamos en estas líneas pertenece a la misma gama que los modelos de Woxter y Freecom. Se trata de verdaderos centros de ocio cuyas dimensiones nos invitan a tenerlos junto a nuestra televisión o PC. Cuenta con conectores RGB por componentes, VGA, vídeo compuesto AV y el reputado S-Vídeo

31 marzo 2008

Un auténtico centro de ocio para tenerlo junto al televisor. El dispositivo que analizamos en estas líneas pertenece a la misma gama que los modelos de Woxter y Freecom. Se trata de verdaderos centros de ocio cuyas dimensiones nos invitan a tenerlos junto a nuestra televisión o PC. Su apartado de conexiones es igual de completo, cuenta con conectores RGB por componentes, VGA, vídeo compuesto AV y el reputado S-Vídeo. Respecto al audio, integra salida coaxial y SPDIF.
En la parte frontal, se encuentra un lector múltiple de tarjetas de memoria Flash y, bajo él, aparece un tipo de conexión con la que no cuenta ningún otro modelo de la comparativa, se trata de un USB Host. Este tipo de conector estándar permite que lo utilicemos para enlazar una cámara de fotos o de vídeo y transferir directamente las imágenes desde esta al disco duro. No obstante en su diseño se echa en falta una pantalla LCD en la que se nos muestre información sobre el archivo que se está reproduciendo.
Respecto a las pruebas, exhibe estabilidad en la transferencia de datos y un uso de la CPU moderado. La calidad de las imágenes que hemos podido reproducir, por su parte, es bastante buena y se realiza de modo muy silencioso, al igual que en el caso del producto de Woxter.

 

Valoración: 9

Calidad/Precio: 9,5

Características: Disco duro de 250 Gbytes, interfaz ATA, salidas de vídeo RGB (YPrPb) y vídeo compuesto AV. Adaptador para euroconector. Formatos soportados: MPEG1, 2, 4, DivX, XviD, MP3, WAV, WMA, OGG y JPEG

Lo mejor: Muchas opciones de conexión para vídeo y la versatilidad en el soporte para distintos formatos de vídeo y audio. Integración de un USB Host

Lo peor: Ausencia de pantalla LCD

Precio: 199 euros