Conoce la Web 2.0

No hay día que no se aprenda algo nuevo o se vea algo viejo en la Web 2.0. Esta retroalimentación constante está produciendo unos cambios de hábito en los patrones de consumo y estilo de vida muy acelerados

Javier Renovell Gómez

Conoce la Web 2.0

27 octubre 2009

Sumérgete en la Web 2.0

La Web es cada vez más una herramienta de trabajo, un lugar de aprendizaje, un sistema de disfrute y un medio de promoción personal. Da cabida a todo y genera miles de oportunidades a cada esfuerzo invertido. Da igual lo perentorio o remoto de nuestra búsqueda o interés: siempre hay algo, y si no lo hay, las herramientas de publicación cada vez más sencillas e intuitivas hacen que cualquiera pueda alumbrarlo y hacer que exista… para siempre.

A modo de introducción de lo que encontraréis en este artículo, aquí vamos a poner negro sobre blanco algunas nociones extraídas de un trabajo recopilatorio de Paul Anderson, de la Universidad de Leeds, que se pueden seguir en su blog Techlun.ch.

En él se percibe que más importante que los aspectos tecnológicos de la Web 2.0 en sí son ciertas ideologías que subyacen en ella y que «versan sobre la construcción de algo mayor a un espacio de información global; algo que tiene un componente social más marcado, ya que en ésta, colaboración, contribución y comunidad son fundamentales», dice Anderson recogiendo los principios destacados por Tim O’Reilly en su escrito Qué es Web 2.0: Patrones de diseño y modelos de negocio para la siguiente generación de software. «Esto ha llevado a que algunos piensen que ante nuestros ojos se está construyendo un nuevo tejido social», afirma Anderson.

Ahondando un poco, se puede apreciar que la nueva Web se mueve en torno a seis grandes ideas: producción individual y contenido generado por el usuario; aprovechamiento del poder de las masas; datos en una escala «épica»; arquitectura de participación; efectos de la Red; y apertura.

Loading...