Consejos para mejorar el disparo

¿Cómo obtener el máximo rendimiento de su cámara de fotos? A medida que las cámaras digitales son más avanzadas, también se complica el cómo aprovechar al máximo sus posibilidades. El Experto nos ofrece una serie de útiles consejos para disfrutar más de nuestra “plasmadora de reucerdos”

Consejos para mejorar el disparo

2 junio 2009

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

Tanto si su cámara es una inversión como un regalo es hora de comenzar a explorar las múltiples posibilidades que ofrece e ir más allá de las básicas funciones de disparo y zoom. Puede que disponga de una cámara compacta de 100 euros o una más sofisticada, incluso de una digital réflex (que oscila entre los 350-650 euros), en ambos casos los consejos que ofrecemos a continuación le ayudarán a mejorar la calidad de sus fotografías.

 

Formato de imagen

Incluso las cámaras digitales más sencillas permiten ajustar la calidad y resolución de la imagen. En las cámaras compactas de “apuntar y disparar” normalmente se hace referencia al nivel de calidad en JPG. En las réflex digitales hay más opciones disponibles, como el formato RAW, un formato de archivo digital de imágenes que contiene la totalidad de los datos de la imagen tal como ha sido captada por el sensor digital de la cámara fotográfica.

 

Con frecuencia el problema que tienen los usuarios que optan por los formatos de alta calidad es que no pueden guardar demasiadas imágenes en la tarjeta de memoria. Sin embargo, con las altas capacidades que ofrecen las tarjetas de memoria actuales, que llegan hasta los 32 Gbytes, es posible elevar el nivel de calidad de las imágenes, pudiendo guardar cientos de imágenes en un única tarjeta.

 

Composición

Las cámaras digitales permiten fotografiar a amigos y familiares de forma rápida y sencilla. Pero para que una foto sea atractiva hay que tomar en consideración un elemento clave: la composición. El ojo humano para escanear una imagen realiza un determinado recorrido por la misma, y conocerlo puede ayudarnos a mejorar nuestras fotos.

 

Así por ejemplo, podemos utilizar la regla del tercio en vez de situar al objeto de la foto en la mitad de la imagen. Pruebe a disparar dejando el objeto que quiere captar en el lado derecho, en el tercio derecho. Se quedará asombrado de la diferencia.

 

Iluminación exterior

Las cámaras no detectan la luz como el ojo humano. Lo que es brillante y claro para nuestro ojo es una imagen mucho más oscura y menos definida en nuestra cámara. Un buen consejo: haga un disparo de prueba para comprobar la luz, siempre podrá borrarla después.

 

Disparar con la ayuda del sol directo puede parecer la situación ideal, pero este tipo de luz es muy fuerte. Los días nubosos suelen ofrecer una luz más suave que permite obtener mejores resultados.

 

Disparo continuado

La mayoría de las cámaras (de cualquier nivel) ofrecen la posibilidad de disparar en modo continuo. Ésta es una gran ventaja a la hora de capturar imágenes en movimiento, como es el caso de la fotografía deportiva. Para realizarlas necesitará una tarjeta de memoria de alta velocidad.

 

El disparo continuado se mide en imágenes por segundo. Cuanto más rápida sea la tarjeta (fíjese en la velocidad indicada a la derecha de la ‘X’ como en la tarjeta CF 300X de Kingston), mayor será la frecuencia de disparo. Aquellas imágenes que no hayan salido bien o no sean de su agrado las podrá borrar después –-una de las grandes ventajas de la fotografía digital.

 

Olvídese del auto disparo

Los mejores resultados los obtendrá si se decide a experimentar. Desconfigure la opción del auto disparo y aventúrese. Con una tarjeta de memoria de alta capacidad podrá realizar cientos de pruebas sin agotar el espacio de almacenamiento.

 

Utilice este espacio extra para experimentar, se sorprenderá de todo lo que puede llegar a hacer. Comience con modos de disparo predefinidos para deportes, retratos, macros y paisajes, si dispone de ellos, y después atrévase con el modo manual.

 

Un kit esencial

Tenga a mano el kit correcto que le permitirá realizar las mejores imágenes: 

 

a) Un paño específico para limpiar las lentes nos permitirá eliminar de forma segura cualquier marca indeseada y limpiar correctamente las lentes. No utilice otros elementos como un pañuelo o un papel ya que estos materiales pueden dañar la lente.

 

b) Utilice un trípode, grande o pequeño dependiendo de su cámara, para asegurarse de que no se producen movimientos indeseados mientras realiza sus fotos. Son especialmente útiles cuando usted quiere aparecer en la foto o necesita una base sólida para apoyar la cámara y que no se caiga.

 

c) Tarjetas de memoria de alta capacidad y fiabilidad. Asegúrese de elegir una marca en la que confíe y que le ofrezca un buena garantía de por vida. Asimismo, adquiera la tarjeta más rápida que le sea posible, le será muy útil cuando quiera traspasar las fotos de la cámara al PC o Mac.

 

d) Una batería de repuesto le permitirá realizar fotos sin preocuparse del estado de carga. Tanto si su cámara lleva pilas estándar tipo AA o AAA como si utiliza las de litio, contar con una batería extra puede ser una salvación en ciertos momentos.

 

Estos sencillos consejos pueden ayudarle a aprovechar al máximo las posibilidades de su cámara y lograr imágenes de gran calidad. Estas técnicas y medidas, aunque fáciles, contribuirán a que obtenga un mejor resultado de la inversión realizada en su cámara.

 

Por Jim Selby, director de Marketing de Producto para Europa en Kingston Technology

Loading...