Control en tus manos

Con el sistema eFlag de monitorización de espacios a través de cámaras IP se pasa de la videovigilancia como tal al concepto de la videomovilida

Control en tus manos

29 mayo 2009

Risc Group, empresa francesa dedicada a la seguridad gestionada (sobretodo protección  hardware y backups on-line) trae a España su sistema de videocontrol eFlag que ya comercializa por media Europa.

 

Basado en el típico esquema de cámaras IP, supone una evolución en cuanto a que cada videocámara es independiente de su ubicación, y puede incluso moverse y llevarse de un sitio a otro (de la nave a la oficina, o del almacén al hogar) sin tener que hacer otra cosa que enchufarla a la red y seguir las imágenes en directo a través de los servidores de Risc Group desde cualquier conexión a Internet, sea un ordenador o un teléfono 3G.

 

«Un 65% de las pymes han sufrido en alguna ocasión pérdidas debido a intrusiones o acceso a zonas restringidas, y no solo por parte de vándalos», señala Joaquín Serrahima, vicepresidente para el Sur de Europa de Risc Group. «Hay más cámaras en el almacén o apuntando a la caja registradora para controlar a los empleados que en el lineal o en la pista de baile para controlar al público».

 

Pero el mercado se amplia. No sólo es controlar a qué hora llega el encargado a abrir la farmacia o cuánto se tarda en cargar un camión, también en el hogar tiene su función en el cuidado de personas mayores o incapacitadas. Los precios son orientativos y dependerá después de cada configuración, pero se puede empezar con una única cámara por 90 euros mensuales. Eso sí, las cámaras son de la marca Axis de última generación y alta resolución.

 

El sistema permite establecer cualquier tipo de alerta (puerta abierta, corte de corriente…) así como añadir sensores (agua, humo, fuego…) para un control más personalizado y sin intermediarios, donde es el gerente el que toma directamente las decisiones a adoptar en tiempo real.

 

«Las soluciones que hay en el mercado son muy arcaicas», cuenta Serrahima. «eFlag nace a partir de una constatación simple: que no han seguido las innovaciones tecnológicas de los últimos años como son la democratización de Internet, la utilización creciente del vídeo y la mayor movilidad de los dirigentes».

 

Cada alerta genera automáticamente un e-mail y un SMS que avisa al interesado en al instante. Además, al permanecer durante un mes las imágenes en los servidores de Risc (se pueden grabar en continuo o con la cadencia que se quiera, incluso establecer «rondas») se minimizan los riesgos de perderlas en caso de siniestro total, o poder recuperarlas como prueba pericial.

 

«Además, al utilizar la extranet securizada de eFlag y no acceder directamente a las cámaras, se evitan intrusiones no deseadas de posibles hackers. Y sólo admiten las cámaras ya configuradas y dadas de alta, independientemente de dónde estén colocadas por lo que siempre se pueden reubicar».