La convergencia, una de las tendencias de MWC 2013

Una feria de tecnología como Mobile World Congress es el escenario perfecto para ver todo tipo de soluciones, productos y demostraciones. Pero al final, si hay algo que marca tendencia, eso es la convergencia

BYOD reportaje actualidad 3

27 febrero 2013

Una feria de tecnología como Mobile World Congress es el escenario perfecto para ver todo tipo de soluciones, productos y demostraciones. Pero al final, si hay algo que marca tendencia, eso es la convergencia.

Llegas a casa y acercas el mando a distancia NFC al móvil y automáticamente los contenidos que estás consumiendo en el smartphone se transfieren a la pantalla grande del salón y al sistema de audio. Estás viendo la tele, y usas la tableta o el móvil inteligente para consultar la guía de programación e incluso cambiar de canal.

Estás escuchando una canción o viendo una película en el iPhone y decides que quieres transferir el contenido a un Apple TV o a unos altavoces con AirPlay. Sales a hacer deporte y en vez de usar el reloj con conexión a la cinta que controla tus pulsaciones, enciendes el Smartphone y lanzas aplicaciones como Endomondo o Runtastic. Te pones el reloj para salir de casa, y lo sincronizas con el móvil o la tableta para recibir notificaciones al minuto.

Televisores LED con acceso a Internet 4

Todos estos escenarios se pueden ver estos días en el MWC y todos ellos tienen que ver con la convergencia. Es una forma de conseguir que todo funcione con todo, por decirlo de un modo rápido y genérico. Una forma de reutilizar las tecnologías que antes estaban aisladas e inconexas y ponerlas al servicio de una experiencia de uso sencilla e intuitiva. No es fácil, porque tan pronto como una experiencia convergente da problemas, deja de usarse y se abandona.

Desde el Transformer AiO de Asus, hasta Galaxy Note 8 con su mando para conectarse al televisor, o el HTC One con su guía de contenidos y su mando integrado para controlar la pantalla grande del salón y otros dispositivos, o Sony con su mando a distancia con NFC que automatiza el uso de la pantalla grande en combinación con el Smartphone o la tableta, o los periféricos como el «I’m Watch», la tendencia hacia la convergencia tecnológica es imparable y afecta a la forma en la que compramos y usamos tecnología.

Compañías como Apple tendrán que empezar a pensar con más seriedad en ofrecer gamas de productos más diversificadas o abrir sus plataformas para compatibilizarlas con otros dispositivos y tecnologías. Porque lo que se demanda es la posibilidad de crear un entorno tecnológico inteligente y conectado. Los rumores que hablan de una televisión de Apple o un reloj conectado, con todo lo rumor que son, al final encajan en esta idea de universo tecnológico convergente alrededor del consumo de contenidos, los juegos o la conectividad.

La convergencia empresarial. BYOD

Bring Your Own Device es otra interpretación de la convergencia, pero esta vez a nivel empresarial. Ya no se desea tener un dispositivo para trabajar y otro para uso personal. Ahora se demanda tener un único dispositivo de cada clase que pueda usarse tanto para conectarse con la familia como con el director de departamento.

El problema es que los departamentos IT no están por la labor de dejar que los datos corporativos estén al alcance de cualquiera que pueda acceder al terminal de un empleado. O arriesgarse a que sea robado e información confidencial caiga en manos de cualquiera. Tradicionalmente compañías como Blackberry han cuidado mucho este tipo de usos empresariales descuidando la dimensión personal. Y otras como Apple o Samsung (por dar dos nombres en el top 10 de fabricantes de consumo) han apostado más por el usuario doméstico.

BYOD reportaje actualidad

Ahora llega el momento en el que las compañías como Blackberry atacan también al segmento de consumo con su sistema Blackberry 10, mientras Samsung o Apple tratan de conseguir el favor del mundo de la empresa. El punto de convergencia es precisamente el de BYOD. Lleva tu dispositivo a trabajar, deja que el departamento IT instale las herramientas de gestión de la seguridad de los datos corporativos y disfruta de lo mejor de ambos mundos.

Pero no es tan sencillo. Implementar políticas de seguridad no es fácil. Samsung acaba de presentar KNOX para habilitar estas políticas de seguridad, aunque la parafernalia necesaria para securizar Android es espectacular. Al final, KNOX utiliza una tecnología aparatosa (Dual Persona) donde realmente no hay una integración entre el mundo empresarial y el personal.

Las plataformas MDM (Mobile Device Management) se las ven y las desean para poder convertir un dispositivo personal en uno corporativo. Blackberry va un paso (o dos ) por delante con BES 10 (Blackberry Enterprise Server 10). Además de permitir una convivencia segura y transparente entre el mundo empresarial y el personal en el terminal (el Z10 de momento, el Q10 en unas semanas), la plataforma BES 10 permite gestionar dispositivos Android y iOS también. Blackberry Balance es todo un prodigio de experiencia de uso en escenarios BYOD difícilmente igualable a día de hoy por otras compañías.

En cualquier caso, sea cual sea la forma en la que se escenifique, la palabra mágica es convergencia. Hay otras palabras mágicas en esta feria, como Smart y Conectividad a las que dedicaremos algún artículo con más calma.