CorelDRAW Graphics Suite X4

La mejora en autoedición permite obtener trabajos más impactantes en menos tiempo. Una de las grandes ventajas de CorelDRAW es que permite combinarlo con otras aplicaciones para obtener los máximos beneficios de cada una de ellas

16 mayo 2008

Desde esta versión X4 de la suite cabe la posibilidad de insertar tablas y realizar las tareas tradicionales de edición de celdas, ya sean con texto o gráficos. Además, se pueden combinar con el resto de elementos. Igualmente plausible es el manejo de capas de forma independiente para cada página del proyecto, lo que implica, por ejemplo, añadir guías de diseño a nivel local o global sin que unas se mezclen con las otras.

 

También se ha cuidado el apartado de fuentes, no solamente se han añadido nuevos modelos Opentype o de grabado de línea simple, sino que se ha creado un portal muy atractivo para aquellos profesionales que necesitan encontrar la fuente exacta de cualquier diseño rasterizado. Este proceso es tan sencillo como enviar a dicha web una captura de la muestra, devolviéndonos la identificación de la fuente utilizada. También hemos de hacer mención especial para la colección de extras que incluye el DVD. Además de fuentes, los diseñadores podrán encontrar gran cantidad de cliparts para completar sus diseños.

 

Otra de las características que pedían los usuarios de CorelDRAW era la mayor compatibilidad con otros formatos de diseño, como los ficheros nativos PSD, AI, PDF, DOC o los relacionados con AutoCAD (DXF y DWG). De esta forma, es posible combinar estas aplicaciones para sacar lo mejor de cada una. Una utilidad interesante para los usuarios de anteriores versiones es la posibilidad de resaltar las nuevas o mejoradas funciones dentro del espacio de trabajo. Así, las conocerán sin perder demasiado tiempo en consultar los manuales.

 

Como no podía ser de otra manera, la compatibilidad con Windows Vista de esta última versión es 100%, por lo que la integración de determinadas características de este sistema operativo es perfectamente posible. Es el caso, por ejemplo, d las búsquedas de ficheros en los sistemas de almacenamiento, mucho más rápida y eficaz que en anteriores ocasiones.

 

La importancia de la vectorización

Los gráficos vectoriales siempre han gozado de un peso muy importante en la industria de la ilustración en cualquiera de sus vertientes. Hasta hace poco, los diseñadores tenían que hacer verdaderas virguerías para convertir imágenes basadas en mapas de bits a este tipo de diseños, pero desde hace ya algunas versiones, Corel PowerTRACE permite realizar este tipo de conversiones de una manera bastante fiable y fidedigna. En esta nueva versión, sigue mejorándose y, ahora, aporta unos cálculos de curvas y esquinas más precisas, así como una  manipulación de los colores más libre, lo que permite, entre otras cosas, editarlos para fusionar o eliminar los que nos interesen.

 

Estas novedades, junto con las que ya existían, conforman una herramienta de conversión de mapas de bits a vectores que probablemente sea la más completa y potente del sector.