Crecimiento plano para las TIC españolas

Según los últimos datos aportados por ASIMELEC, la industria española dedicada a la informática, la electrónica y las telecomunicaciones prevé cerrar el año 2008 “en equilibrio”, lo que ya es mucho con la que está cayendo actualmente…

Crecimiento plano para las TIC españolas

17 octubre 2008

ASIMELEC, la patronal española del sector TIC, ha tenido que rebajar las previsiones de crecimiento que manejaba para 2008 del 4% que estimaba en la asamblea de mayo (muy lejos de los años anteriores que se manejaban cifras de dos dígitos, como el 13% en 2005) al 0,0% actual.

Sin embargo, esta revisión a la baja no es entendida como un síntoma de debilidad del sector, sino todo lo contrario. “Desde la vuelta del verano ha habido una catarata de acontecimientos y de noticias que han tenido una clara repercusión en la actitud de compra de los ciudadanos, lo que ha producido la desaceleración de las ventas sobre todo en el área de consumo, como lectores MP3”, señala Martín Pérez, su actual presidente.

Aquí puede haber influido la entrada en vigor del canon digital aplicado por deseo de la SGAE sobre productos con memoria interna o disco duro, pues el descenso ha sido del 14% en las ventas, pero por ejemplo, en televisores de plasma el comportamiento ha sido el contrario y lo que se ha dado es un crecimiento del 10% (el próximo apagón analógico y la Eurocopa sin duda han ayudado a tirar del carro).

Pero en telefonía, el descenso ha sido más acusado, del 17% debida a la madurez del mercado, pero por otro lado la gente hacía colas interminables por hacerse con un iPhone”, apunta José Pérez, el consejero delegado. “Y mientras que en equipos multifunción se ha bajado solo un 5%, en las copiadoras se ha producido un incremento del 8%”.

Los diversos comportamiento según el subsegmento del que se trate se compensan de alguna manera en este año turbulento, “y el buen comportamiento en el entorno corporativo permite compensar la caída media del consumo del 15%, pues en el área de servicios TIC estamos por encima del 6% de crecimiento, lo cual nos hace ser optimistas y pensar que no vamos a tener tantos problemas como otros sectores y poder salir a mediados de 2009 de la crisis general con otro tipo de argumentos”.

Martín Pérez se refiere al clásico “menos ladrillo y más materia gris” prometido y la idoneidad de redefinir los motores de nuestro PIB: “Estamos de acuerdo en que se generen medidas que ayuden a salvar al mercado financiero del colapso, pero si no acaban en la refinanciación y crédito de las empresas, entonces malo”, señala.

Por no hablar del recorte presupuestario del 11% aplicado a última hora a las partidas TIC (impulso a la Sociedad de la Información, proyectos de I+D+i) presentada en el Parlamento. “Queremos remarcar la necesidad de mantener las inversiones previstas en modernización de nuestras infraestructuras y en los distintos planes de innovación impulsados desde el Gobierno, ya que recortarlos tendría unas durísimas consecuencias en el desarrollo económico y social de nuestro país. La situación actual de crisis global pasará, pero nuestro país no puede permitirse el lujo de retroceder y perder poder competitivo”.

Otra razón que apoya el relativo optimismo para el año que viene, o que al menos no afectará tanto al sector TIC, es el dato que maneja su gabinete de estudios (y que según se mire puede ser un problema o una oportunidad) sobre empleo: hay falta crónica de profesionales para cubrir la demanda del sector.

Pese al recorte de 15.000 puestos de trabajo en EEUU, todavía siguen faltando aquí trabajadores cualificados, calculamos que unos 30.000 nuevos profesionales para 2009, lo que significa que crecen las peticiones de empleo TIC un 2,9%. Es un sector muy vivo que actualmente no puede hacer frente a todos sus pedidos”, señala José Pérez.

Como se ve, un sector con algunas contradicciones internas, pero tras el duro ajuste sufrido en la anterior crisis de hace diez años bastante preparado para salir de los primeros del túnel de la desaceleración económica. Sin embargo, como dejaron constancia los directivos de ASIMELEC, la actitud de los consumidores está influenciada en gran medida por los acontecimientos y su impacto psicológico, al margen de su poder adquisitivo real.

En este sentido, es muy difícil prever la actitud de compra del entorno de consumo, y por lo tanto poder pronosticar cuál va a ser su evolución, sobre todo de cara a la campaña de navidad, periodo decisivo para la mayoría de las empresas con productos de consumo” finaliza Martín Pérez.

¡Por no hablar de las consecuencias de la cancelación a última hora de la feria SIMO TIC de este año! (Puedes leer las declaraciones al respecto de los dos directivos de la patronal en esta misma web.)