XML cumple diez años

Los expertos afirman que las compañías que tienen en la información su principal activo de negocio deben almacenar sus datos con gran calidad y eso implica la utilización del Extensible Markup Lenguage. Este fenómeno hace que XML sea poco menos que inmortal

XML cumple diez años

19 marzo 2008

Wikipedia define XML no tanto como un lenguaje sino como “una manera de definir lenguajes para diferentes necesidades”. En su versión inglesa se refiere a ello como una especificación para la creación de lenguajes que se ha diseñado para facilitar el intercambio de datos estructurados en diferentes sistemas de información, particularmente a través de Internet.

 

Lo cierto es que aunque en los últimos diez años se ha visto una rápida expansión de las capacidades técnicas de XML, no ha conseguido mostrar todo su potencial como un formato digital en torno al cual las compañías puedan construir sus negocios basados en el conocimiento.

 

Los datos se han convertido en un activo de valor para las compañías que tiene que estar constantemente monitorizado y controlado, y los expertos reconocen que a menudo datos erróneos provocan más fallos en el sistema que una pobre programación o una traba en el software.

 

Es más, los rápidos movimientos de datos entre una variedad de sistemas se está convirtiendo en algo cada vez más importante para las compañías a la hora de ofrecer una mejor calidad de servicio a los clientes o comercio electrónico.

 

Por otra parte, una de las principales ventajas de este lenguaje es que es extensible, lo que quiere decir que una vez diseñado un lenguaje y puesto en producción, igual es posible extenderlo con la adición de nuevas etiquetas de manera que los antiguos consumidores de la vieja versión todavía puedan entender el nuevo formato.