Data Logic y Sistac se fusionan

La idea de la fusión surgió del deseo de ambas empresas de adquirir potencial financiero, cohesionar puntos de venta y capacidad de compra para satisfacer una demanda cada vez más experta, según afirmó el presidente de Data Logic

Data Logic y Sistac se fusionan

24 enero 2008

Con más de 700 puntos de venta en el mercado español y una facturación de más de 300 millones de euros anuales, Data Logic y Sistac se han convertido en la firma informática con más extensión en el territorio nacional con tiendas como Beep, PC Box, PC Coste, en cuanto al sector de consumo; PC&Telecos y Barebone, en el sector profesional. Con la fusión las marcas de cada empresa permanecerán invariables: no afectará a la comercialización de los productos, esto es, cada tienda distribuirá únicamente sus productos, salvo dos firmas que estarán disponibles en toda la red de la nueva compañía: Innobo y Netway, marcas que venden sus productos a precios más que razonables, ya que no se centran en el marketing, ni en darle publicidad ni un envoltorio complejo y colorido: máximo rendimiento al mínimo coste y sin florituras.

 

De esta manera, la nueva compañía cumple con el objetivo de su fusión: liderar el canal especialista en tecnologías de la información y electrónica de consumo de pequeño formato y de proximidad. La proximidad al cliente, la calidad de sus productos y el servicio que ofrecen son sus bazas. Lo que realmente ganan con esta unión es una mayor capacidad de compra y competitividad que beneficiará a los clientes de ambos grupos. En este sentido, Andreu Rodríguez y Santiago Satorre afirman que «los clientes de las distintas compañías notarán inmediatamente los beneficios de esta fusión con mejores precios, una mayor gama de productos y un mejor servicio».

 

De la fusión ha salido el primer fabricante nacional de PC’s (más de 100.000 unidades fabricadas entre las dos empresas), que espera este año tener unas ganancias de 328 millones de euros y crecer un 15%, algo menos de la pauta habitual, ya que este año «será un período de adaptación», como decía el presidente de Sistac, Santiago Satorre, pues sus empresas «no se parecen en nada», concluía.