Decide qué hacer con tus datos de Google si desapareces

Google ha puesto en marcha una nueva opción de configuración de cuenta que permite decidir qué ocurrirá con los datos que mantenemos en los distintos servicios de la compañía una vez hayamos «desaparecido»

Administrador de cuentas inactivas Google

12 abril 2013

Google ha puesto en marcha una nueva opción de configuración de cuenta que permite decidir qué ocurrirá con los datos que mantenemos en los distintos servicios de la compañía una vez hayamos «desaparecido», entendiendo esta desaparición como un período de inactividad de la cuenta.

No es la primera vez que alguien se pregunta qué ocurre con los datos, fotos, vídeos, mensajes y otra información de los usuarios de servicios on-line y redes sociales cuando muera. De hecho Facebook contempla la posiblidad de convertir el muro del usuario fallecido en una especie de memorial donde los amigos pueden dejar sus recuerdos o elogios al desaparecido. Sin embargo, hasta ahora la única forma de «legar» digitalmente la información consistía en facilitar el nombre de usuario y la contraseña de acceso a las personas elegidas.

En Google son conscientes de esta necesidad y han decidido habilitar una nueva opción de configuración de la cuenta denominada Administrador de cuentas inactivas. En este apartado, que está deshabilitado por omisión, se pueden establecer ciertos parámetros con los que decidir qué ocurrirá con nuestros datos una vez dejemos de estar «activos».

En primer lugar, se puede decidir tras qué período de inactividad se pondrán en marcha nuestras «últimas voluntades»: 3, 6, 9 o 12 meses. Un mes antes de esa fecha se enviará un mensaje al número de móvil que facilitemos y a una o más direcciones de correo electrónico alternativas para avisar de la situación, no vaya a ser que se nos haya olvidado que teníamos la cuenta de Google. En caso de que no haya reacción en contra, se pondrán en marcha los avisos o acciones que hayamos elegido.

Administrador de cuentas inactivas Google

Podemos seleccionar una o más personas a las que dar acceso a nuestros datos -todos o solo algunos- en los distintos servicios de Google, desde Google+ o Picasa hasta YouTube, Gmail o Drive. Esta persona recibirá un mensaje que podemos escribir ahora y tendrá tres meses para acceder a los datos.

Después podemos decidir si queremos que los datos desaparezcan o se mantengan. Si decidimos borrarlos, estaremos eliminando también los contenidos que hayamos compartido de manera pública, ya sean posts en un blog de Blogger o vídeos en nuestra cuenta de YouTube.

Esta opción está ya disponible para todos los usuarios. Para acceder a ella hay que hacer clic aquí.