Se desata la locura: ¡ya está aquí el iPhone!

El huracán del nuevo terminal de Apple llega con fuerza a nuestro país. Esta mañana, al menos 300 personas se reunían a las puertas de la exclusiva tienda de Telefónica en la Gran Vía madrileña. Su objetivo: ser los primeros en adquirir el teléfono más famoso del mundo

Se desata la locura: ¡ya está aquí el iPhone!

11 julio 2008

El nuevo iPhone 3G, que dispone de conexión rápida a Internet (el doble de velocidad que el modelo anterior) y localización por GPS, ya está en el mercado. Telefónica ha tirado la casa por la ventana para celebrar este auténtico fenómeno social. El nuevo dispositivo es, sin ninguna duda, el producto estrella de la operadora española.

 

Tarifas

El flamante teléfono tendrá un precio variable en función del plan que se contrate; la modalidad prepago, sencillamente, no existe. En términos generales, el modelo de 8 Gigas estará disponible desde cero euros y tendrá un precio máximo de 299 euros, mientras que el iPhone de 16 Gigas oscilará entre los cero euros y los 359 euros.

 

Telefónica subvenciona por completo el modelo de 8 Gigas a aquellos usuarios que firmen un contrato de permanencia de dos años con una cuota mensual mínima de 85 euros (una tarifa de datos de 25 euros y un consumo mínimo de voz de 60 euros).

 

Si estas condiciones resultan demasiado exigentes, la operadora ofrece la posibilidad de pagar 39 euros por el iPhone de 8 Gigas sujeto a una cuota mínima de voz de 40 euros y una tarifa de datos de 15 euros, lo que supone una factura mínima a final de mes de 55 euros. Para los que busquen un compromiso todavía menor, pueden conseguir un iPhone por 129 euros combinado con una factura mensual mínima de 45 euros al mes.

 

El modelo de 16 Gigas no costará nada para aquellos que estén dispuestos asumir un contrato mínimo mensual de 115 euros mensuales. En otras modalidades de contrato más económicas el terminal llegará a costa 359 euros.

 

La mayor pega de la oferta de Telefónica es que hay que contratar necesariamente una tarifa de datos, que además tienen las limitaciones de consumo de datos. Los 25 euros mensuales dan derecho a 1 Gbytes al mes y las de 15 euros a tan sólo 200 Megas (realmente escaso). Tanto una como otra se van a mantener fijas, incluso si se sobrepasa el consumo de bites, en ese caso, lo que se reducirá es la velocidad de conexión hasta los precarios 128 Kbytes por segundo.

 

Telefónica juega con unas tarifas muy arriesgadas. La operadora española tiene un contrato de exclusividad con la compañía de la manzana, cuya fecha de caducidad se mantiene en el más alto secreto, y quiere aprovechar la enorme expectación que despierta el iPhone para captar nuevos clientes.