Desestimada una denuncia de 2005 contra una web de enlaces peer-to-peer

La Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado una denuncia interpuesta en 2005 por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA) contra la página de enlaces CVCDGO. En su demanda, EGEDA acusaba al sitio de ofrecer enlaces a archivos sujetos a derechos de autor

Desestimada una denuncia de 2005 contra una web de enlaces peer-to-peer

4 junio 2010

La Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado una denuncia interpuesta en 2005 por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA) contra la página de enlaces CVCDGO. En su demanda, EGEDA acusaba al sitio de ofrecer enlaces a archivos sujetos a derechos de autor.

En la web peer-to-peer CVCDGO, los usuarios publicaban enlaces a archivos de películas protegidas, pero el punto de vista de la Audiencia, que ha corroborado un fallo previo del juzgado de instrucción, considera que se trata de un intercambio lícito.

Según los argumentos de la sentencia, nunca ha sido delito el préstamo, intercambio o cesión de libros y películas, y la única diferencia es que en la era de Internet, se produce con mayor rapidez y entre una comunidad abierta.

Teniendo en cuenta que CVCDGO no ofrecía los contenidos, y, por tanto, no se lucraba directamente de las descargas (aunque sí conseguía ingresos a través de la venta de publicidad en su web), sino que se limitaba a poner en contacto a los usuarios a través de un foro, en opinión de las autoridades, no estaba incumpliendo la ley.

Justicia considera que aunque la página albergara publicidad, ello no es considerable como un lucro directo derivado de las descargas, dado que no se vende en función de la cantidad de éstas, sino del número de visitantes.

Sin duda, este fallo constituye un importante precedente para la comunidad de usuarios y consumidores en Internet, pero lo cierto es que han transcurrido diez años desde que en 2005 CVCDGO fuera cerrada como medida cautelar hasta la celebración del juicio y, por tanto, sus usuarios han quedado privados desde entonces –y quizá ya para siempre- del servicio.