CSX Diablo3 DDR3 2000, memoria de alta velocidad

Los procesadores Core i7 de Intel se sitúan en lo más alto del rendimiento para equipos de sobremesa, pero precisan componentes de alta calidad para ser capaces de ofrecer la máxima productividad a partir de sus nuevas tecnologías

Manuel Arenas

29 junio 2009

Es más, en el caso de los procesadores Core i7 debemos ser especialmente cuidadosos con la memoria que elegimos, pues un voltaje excesivo puede provocar daños irreparables en el controlador de memoria integrado en la CPU. Por ello, los módulos DDR3 de alto rendimiento con voltajes nominales de hasta 1,9 voltios o superiores están vedados para estas configuraciones.

Por fortuna, este kit compuesto por 3 módulos DDR3 de 1 Gbyte opera a un máximo de 1,67 voltios, aun ofreciendo una velocidad de 2.000 MHz. Al final, con 1,65 V fue posible configurar la velocidad de 2.000 MHz, algo por encima de los 1,64V recomendados, pero dentro del margen seguro de operación de los Core i7.

En nuestras pruebas hemos usado una placa Asus Rampage II Extreme que permite utilizar estos modos no estándar, pero sumamente efectivos a la hora de conseguir estas elevadas velocidades para la memoria. En aplicaciones normales el aumento de rendimiento no es espectacular, pero en escenarios multitarea y entornos de juego, cualquier incremento de velocidad en los componentes permite aprovechar los recursos al máximo.

La presentación de los módulos es impecable, no tanto por su empaquetado como por su construcción, con unos robustos disipadores que mantienen la temperatura de los módulos bajo control, sobre todo si están bajo la influencia del aire expulsado por los ventiladores del sistema.

Temas Relacionados
Loading...