Comparativas

Diez eReaders destinados a los aficionados a la lectura

Aunque muchos usuarios lean sus archivos digitales en su PC, móvil o tablet, un verdadero amante de la lectura preferirá un eReader, segmento que ahora se renueva con pantallas retroiluminadas

Daniel Navarro Martínez

Comparativa eReaders

13 febrero 2013

Aunque muchos usuarios lean sus archivos digitales en su PC, móvil o tablet, un verdadero amante de la lectura preferirá un eReader, segmento que ahora se renueva con pantallas retroiluminadas

Cuando años atrás comenzamos a analizar los lectores de libros electrónicos, su precio los convertía en auténticos artículos de lujo tecnológico. No obstante, a lo largo de las últimas comparativas, hemos ido observando un abaratamiento en su precio, con un valor medio en esta edición en torno a los 115 euros, una cifra que convierte al lector de tinta electrónica en un dispositivo asequible.

Igualmente, si entonces los eReaders despertaban en la gente el interés y la curiosidad, en la actualidad, están ampliamente extendidos y ya forman parten del ecosistema tecnológico habitual, junto a móviles o tabletas. Las claves de su éxito son su facilidad de uso, su comodidad y su portabilidad.

Aunque todavía queda lejos el día en que estas bibliotecas electrónicas errantes sustituyan al libro de papel, son una excelente herramienta para los aficionados a la lectura, al margen de que cada vez más autores se están decantando, debido a su bajo coste, por ofrecer sus textos de forma exclusiva en edición digital.

Tecnologías de tinta

El año que ahora acaba ha sido singular debido a la introducción de una nueva tecnología surgida de la necesidad de leer en ambientes de poca luminosidad. Nook, el lector de Barnes and Noble, introdujo un sistema de iluminación graduable en su modelo Simple Touch with GlowLight.

Este sistema, cuyo efecto es que la pantalla del lector se ilumina, ha servido de inspiración para otros modelos de la competencia, con tecnologías semejantes, como los modelos Kindle PaperWhite de Amazon o el Kobo Glo. Con este avance, Nook ha arrebatado a Sony parte del protagonismo que en el último lustro había cosechado con la implementación de nuevas tecnologías, como su sistema táctil por infrarrojos, que resolvió el grave problema de reflejos de las pantallas capacitivas en los lectores.

El objetivo de estas innovaciones es conseguir una mejor experiencia de usuario, por eso buena parte del I+D de los fabricantes se concentra en la pantalla, la parte más importante de un lector. A diferencia de otros productos de consumo con pantallas LCD/TFT, la pantalla de un eReader es de tinta electrónica, una tecnología cuya principal característica es su semejanza al papel.

Comparativa eReaders 3

En la imagen podéis ver la evolución del precio medio de los lectores de eBooks que han pasado por nuestras páginas a lo largo de los últimos cuatro años. Como se puede apreciar, la caída es sustancial

Tiene un actor principal, la empresa e-Ink, que sigue siendo la elección predilecta de casi todas las marcas, con su modelo Pearl como el más utilizado en la actualidad. Una de las características que destacan de la tinta electrónica es que refleja la luz ambiental. De esta forma, la lectura se asemeja mucho a la llevada a cabo sobre un libro de papel. En consecuencia, en condiciones de baja luminosidad, es necesario contar con una fuente externa que ilumine a nuestro dispositivo.

Existen muchas alternativas, desde el empleo de una sofisticada funda con luz hasta el simple uso de una lámpara LED para libros. Algunas empresas, viendo el problema, han decidido tomar cartas en el asunto y ofrecer al consumidor lectores con pantallas cuyo fondo se ilumina en condiciones de poca luz. Este es el caso, como decíamos, de Nook Simple Touch with GlowLight o el nuevo lector Kindle PaperWhite, nuevos modelos que garantizan la lectura en cualquier condición.

De forma paralela, en esta comparativa, contamos con una alternativa a la tinta electrónica. Está basada en una tecnología denominada OED, y cuyo nombre comercial es O-Paper, con un resultado más que sorprendente.

Otras prestaciones

En interfaces de usuario, el mercado nos presenta dos opciones: una clásica basada en botones físicos y otra en un sistema táctil, cada vez más presente en los lectores. Por su parte, la tecnología por infrarrojos es la más extendida, principalmente por preservar la visibilidad de la pantalla al no añadir ninguna capa al lector que pudiera crear molestos reflejos. Por último, cabe destacar una mejora en la velocidad general de los lectores, con pasos de menús y páginas bastante fluidos, gracias a la integración de procesadores especializados como el popular Cortex A8.

Pero lo que le da sentido a toda esta tecnología es el contenido al que nos da acceso. El mundo editorial está sufriendo una transformación a un ritmo muy acelerado. Si bien podrían haber existido lectores antes de la era de Internet, como existieron calculadoras o PCs, el mundo de la lectura se ha saltado la era digital con soporte físico para entrar de lleno en la era de distribución digital por Internet y las cifras de negocio son bastante esclarecedoras. Según la Asociación Americana de Editores, en los primeros meses de 2012 la venta de eBooks ha ido en aumento hasta arrojar unos beneficios del 23% sobre el total de libros a escala mundial.

Comparativa eReaders 2

Al alcance de todos los bolsillos

En el mundo de los libros digitales también hay chollos. Aunque es un mercado bastante rígido en cuanto a precios, podemos encontrar buenos descuentos en las tiendas on-line más populares. Destacan las ofertas del día, propuestas puntuales que han de ser adquiridas en una fecha particular. En este sentido, Kindle Flash de Amazon es un buen ejemplo, con rebajas de hasta un 90%. Pero también encontramos otro tipo de promociones: libros por debajo de los 5 euros como en la tienda de Fnac y la Casa del Libro.

Por último, para los que busquen una tarifa plana encontramos dos proyectos interesantes: Booquo, tienda on-line promovida por El Círculo de Lectores con una subscripción Premium que por 9,99 euros al mes que nos da acceso a parte de su catálogo; y 24 Symbols, un proyecto español en desarrollo que ofrece una tarifa plana de libros aunque por el momento solo está disponible para dispositivos móviles.

¿Se pueden heredar eBooks?

Mucho se ha hablado en los últimos meses sobre los derechos de propiedad de los usuarios en lo que respecta al contenido digital. Si cuando adquirimos un libro de papel somos propietarios del mismo y tenemos la facultad de quedárnoslo, regalarlo o venderlo, en el mundo digital no ocurre lo mismo. Según las empresas distribuidoras de contenido, los títulos comprados digitalmente son en realidad un servicio prestado de forma particular que no puede ser transferido.

Y es que no somos propietarios, sino que pagamos por una suerte de usufructo con fecha de caducidad. Esta fórmula, si no se regula con leyes más favorables a los consumidores, tiene una consecuencia directa: todos los contenidos que hayamos adquirido durante nuestra vida «perecerán» con nosotros.

Comparativa eReaders 1

Páginas de interés