Análisis

Disco duro externo SanDisk Extreme SSD 120 Gbytes

Las ventajas de reemplazar el viejo disco duro de nuestro portátil por uno de estado sólido son indudables, y propician un aumento considerable en el rendimiento global del sistema

Alberto Castro Gallardo

SanDisk Extreme SSD 120 Gbytes

12 noviembre 2012

En los discos de estado sólido las aplicaciones pasan a abrirse prácticamente al instante y la velocidad a la que se copian los archivos se dispara.

En el caso de este disco duro externo SanDisk Extreme SSD, disponible en capacidades de 120, 240 y 480 Gbytes, nos movemos además en la zona alta de la tabla, con tasas máximas (según el fabricante) de hasta 550 Mbytes en lectura y 510 en escritura, todo por obra y gracia del almacenamiento Flash y de la implementación del controlador SandForce de segunda generación SF-2281.

En nuestras pruebas con HD Tune Pro, conectando el disco a un ordenador con interfaz SATA 600, los valores obtenidos fueron muy satisfactorios, con una tasa de lectura media de 398,41 Mbytes/s y un tiempo de acceso de 0,14 ms.

Con estos datos sobre la mesa, apenas podemos achacarle que no incluya un adaptador para poder instalarlo sobre bahías de 3,5 pulgadas (algo habitual en otros modelos del mercado), pero si nuestra intención es utilizarlo en un ordenador portátil no nos hará falta, y, así, obtenemos a cambio un precio más ajustado, precisamente uno de los puntos fuertes de este SanDisk Extreme frente a otros competidores de rendimiento similar.

En el caso de que necesitásemos una mayor capacidad, la relación euro/Gbyte resulta también favorable: 349,90 euros por 240 Gbytes y 749,90 euros por 480 Gbytes.

Loading...